LAS PREGUNTAS QUE LA TIRANÍA NO PUEDE RESPONDER

ARCHIVOSLAS PREGUNTAS QUE LA TIRANÍA NO PUEDE RESPONDER
Por Luis Rodríguez Pérez ()
Quivicán.- ¿Qué sintieron las hermanas Garrido cuando las despertaron, en diferentes madrugadas, para llevarlas a besar a sus padres muertos? ¿Qué sintieron en esa madrugada, de regreso a sus celdas: rabia, desespero, o se acurrucaron sobre los ácaros de sus camas, temblando, gimiendo como dos cachorros abandonados y ciegos?
¿Qué sentían las carnes amoratadas de María Cristina Garrido, cuando escuchaba la golpiza que le propinaban a un infeliz y, después de un corto silencio, se preguntaba: ¿Ahora, será mi turno?
¿Qué sintió Jorge Martin Perdomo, muchacho noble y de constitución fuerte, cuando tres o cuatro esbirros lo sujetaban con fuerza y le presionaban su rostro contra la pared? -«No mires, no vayas a mirar» -le decían, mientras otros esbirros golpeaban a su hermano sin cesar (a Nadir, un muchacho delgado y enfermo).
No hay respeto por la vida ¡Están contra la vida! No tienen temor de Dios.
Ahora, vuelven a golpear a la doctora Alina; sólo, que esta vez, compartió la oscura mesa con Jenny Pantoja: sonido de patrullas, técnicas para inmovilizar y el apretón metálico de las esposas.
¡Y se merecen el trato que les dieron! ¡Por mentirosas! ¿Por qué no dicen la verdad? ¿Por qué no dicen, que un hombre de mármol, de brazo extendido y mirada seria, eternamente diluido en las curvaturas de nuestras venas, les dio cita en la capital?

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles

Verified by MonsterInsights