EL RÍO DE MI NIÑEZ

0
13
Por Arnoldo Fernández ()
Bayamo.- Tiene lugares muy hermosos que recuerdan un pasado memorable donde se bañaron en sus espejeantes aguas los aborígenes, y nuestros tatarabuelos, bisabuelos, abuelos, padres, tíos…
El rumor del bambú en su orilla izquierda es un hechizo, parece que el tiempo se detiene a la sombra de estos arbustillos. Uno no quiere irse por la paz que se respira.
La música de las palmas entona bien, es gratificante escucharla. La palma es nuestra Guantanamera del campo.
Se dice que hubo aquí un famoso cacicazgo, con líderes tribales muy respetados. Según los cronistas de india, toda aquella gente pertenecía a la civilización Maiyi.
Con la castellanización de nuestra cultura la voz aborigen devino Maibío y así quedó registrado en la memoria histórica.
El río Maiyi, orgullo de aquella cultura, todavía conserva su antiguo esplendor en lugares como este.
Maibío será siempre mi playa más preferida.