ROCK VS REGUETÓN: UNA DEUDA SALDADA Y UN EVENTO NO PROGRAMADO

0
22

Por Yoel Arias Hernández ()

La Habana.- Hace rato quería escribir sobre las diferencias de época y calidad general que marcan el abismo entre rock y reguetón. Es una lástima que me motivaran los sucesos del evento «no programado» de la Finca de los Monos.

Primeramente, quiero dejar claro que puede interpretarse que estoy parcializado en mi criterio, eso lo doy por sentado. Soy ya adulto y crecí en otra época, tanto en lo cultural como político. Por supuesto que todo lo que voy a comentar es sobre Cuba, aunque ambos géneros son universales hoy día.

Mucho se ha opinado sobre esta rivalidad. El reguetón, nos guste o no, es un fenómeno cultural casi tan masivo como lo fue (y sigue siendo) el rock and roll. Ambos sufrieron ataques porque las sociedades no estaban dispuestas a asumir tranquilamente la llegada de un género que iba a cambiar su mundo. Ambos han sido atacados por el efecto que ocasionaron en las juventudes de su tiempo. Ambos trajeron consigo actitudes que la sociedad no aceptó, sexo, libertad y adicciones (por usar un término que supla las diferencias de época en este tema). Ambos transgredieron en mayor o menor medida.

Rock | Portal del Arte Joven CubanoSi había bandas de Rock más suaves, también hay reguetón más romántico. Los hubo con un solo éxito en ambos bandos y hubo eternos desconocidos, que no se oyeron ni en su casa, en los dos casos. Los temas de las canciones, aun queriendo ser parcial, en los dos, llegaron a ser obscenas y dejaron mucho que desear por su lenguaje ofensivo. No hay soles sin manchas. Esa es la verdad.

No obstante, las diferencias marcadas por los seguidores y cultivadores del rock son evidentes. El rock ha sido eminentemente interpretado en inglés, y esto trajo un valor agregado para las generaciones que han convivido con él. Querer sonar como nuestros ídolos nos motivó a buscar su discografía, con el fin de aprendernos las letras, bastante difícil por la falta de tecnología y el combate abierto del estado cubano a la difusión del género después del 59. La larga lista de jóvenes talentosos que se motivaron a aprender los principales instrumentos del rock (guitarra, bajo, batería) es muestra de otro valor agregado. En otras palabras, el rock, en gran medida, nos inspiró a ser mejores.

Portal Cubarte - En Cuba siempre ha existido rockLa difusión del rock en Cuba siempre fue perseguida y, cuando no pues, fue torpedeada. La difusión del reguetón, en cambio, a pesar de ser criticado abiertamente desde las altas esferas, llegó en un momento de franca libertad de reproducción, pues las nuevas tecnologías quebraban cualquier barrera que las instituciones pudieran ponerle. No fue así con el rock. Era una época de muchas limitantes tecnológicas y adquisitivas por el costo y la escasez de los medios. Muy poco rock se radió o se vio en tv, a diferencia del «género urbano», que ha gozado de mejor suerte.

Los primeros rockers ni soñaban con un Máxim o un Rodas. Mucho talento aficionado dando lo mejor de sí, en circuitos underground que generalmente terminaban con atropello policial, aun sin haber provocado ningún altercado, por el mero hecho de ser rock y la «orden estar dada».

No conozco mucho reguetón aficionado. La palabra «cover» tiene significados diferentes para un rocker que para un repartero ahora. Para mí significa «versión» de un tema ajeno y ahora significa «precio a pagar». Habría que preguntarle al Dago (Dagoberto Pedraja) cuánto pagaba por que le pegaran anuncios en los postes para anunciar un concierto de GENS. No sé si alguna vez esa alineación llegó a «profesional». El reguetón mueve dinero y eso genera «ronchas» y «marcadera de territorio». No es raro, más bien es lo usual, que un tema ‘pegao’ de trap sea un «tira tira» con otro grupo «rival».

Reguetón - OnCubaNewsLos vicios y adicciones de nuestro tiempo darían risa hoy día. Mucha «medicina verde» de la tradición nacional, el alcohol de farmacia, ese viejo confiable. Algunos opiáceos de la época y muy, pero muy, poca droga de «altos quilates». Abundaba la camaradería, las poninas y las prendas prestadas. Un t-shirt de alguna banda dura era un cheque en blanco, lo mismo que un acetato original (solo recuerdo haber tenido en mis manos uno de Quiet Riot con Cum on Feel the Noize y Bang Your Head en él; gracias, Leonardo Arias Acuña).

Le voy a preguntar a Liliam Ojeda ¿cuántas broncas hay en el Submarino, en Fellini o el Maxim? Las letras del reguetón generalmente traen algún tema controvertido, ya sea de corte sexual, de cosificación femenina, algún tipo de desafío a otro contrincante u otro tema semejante.

De la calidad interpretativa, propiamente, ya sea instrumental o vocal, no hay que ponderar en el género urbano, los hay con ciertas cualidades pero casi todo es autotune. La base armónica es electrónica y repetitiva, no hay que ser ningún virtuoso para montar un tema de reparto.

Por el contrario, no son pocas las historias de profesionales de todo tipo que triunfaron como cantantes o músicos de rock. Muchas orquestas han homenajeado a bandas históricas con versiones sinfónicas de temas famosos.

Puede ser una imagen de 8 personas y texto que dice "SABADO 08 HORARIO 5PM 11PM Habanarte presenta SHOW W LIGHT INICIO DEL P1 HABANARTE JUVENIL2024 ENIL 2024 VERANO FINCA DE LOS MONOS SANTA CATALINA PALATINO NIWO KING STAR TALENT FUEGO BR ITANGA MARKONY & YUMA OKOK YANDITO JERRY LA BANDERA YOHAS COVER 100 CUP INFO +53 54698388 FINCAde KIAS JOSMONOS CHICEES Laht LNOF RAYEOVA ARTISTAS SOREPRESA"En las antípodas, el urbano ha venido de las capas más humildes de la sociedad para convertirse en cronistas de su gente y de su tiempo. Las letras de reguetón son campo fértil para la investigación de antropólogos, lingüistas y psicólogos por igual. Los políticos debieran hacer otro tanto y sacar de este fenómeno herramientas para trabajar por el fin de la marginalidad, no eliminando al marginal sino las causas que lo llevaron a serlo.

Mucho de las condiciones de vida, sueños y también pesadillas de vivir «en el fondo del caldero» están en esas rimas, en esos estribillos. La cultura de resistencia social que lleva a la marginalidad tiene sus raíces en políticas estatales fallidas y muchas veces en la ausencia total de estas.

El arraigo del género urbano en todas las capas de la sociedad, más allá de un Fanguito, una Korea o una Güinera, dice mucho de falencias institucionales, dice mucho de la invisibilidad de sectores sociales que antes no pasaba. La «vista gorda» ante fenómenos negativos, corregibles, aparentando con la forma sobre el contenido se ha convertido en norma.

Este feo episodio de la Finca de los monos, desgraciadamente, tenia que suceder. No pudo evitarse pues no existen políticas públicas funcionales que estén en función de ello. Como se dice «les explotó en la cara», en una magnitud que no se puede ocultar. Intentar desmarcarse de un evento publicitado en el Canal Habana los hace quedar en ridículo. Esto es lo que da el «circo sin pan».

Esperemos que la música, bien encausada, nos ayude a ser mejores cada día, mejores personas, mejores ciudadanos, mejores cubanos.