LA HISTORIA DETRÁS DE LA FAMOSA FOTO DE BORGES ORINANDO

0
14
Historia y Literatura
Madrid.- La foto es de 1973, la primera vez que Borges viajó a México, y en San Ildelfonso, la preparatoria donde concurrió a grabar unos programas de televisión junto a Octavio Paz, Salvador Elizondo y Juan José Arreola.
Entre los tantos periodistas y fotógrafos que no le perdieron pisada día y noche, se encontraba el fotógrafo Rogelio Cuéllar.
En esos pocos días, ambos construyeron algo parecido a una amistad. Borges lo llamaba «el duende», ya que lo seguía a todas partes, incluso al baño.
Estando ya en San Ildelfonso, Borges le pidió que lo acompañara a orinar.
Subieron al segundo piso donde se encontraba los baños de hombres.
Cuenta Cuéllar: «se repetían uno a uno, no sé cuántos mingitorios eran, pero por lo menos eran diez. Entonces no lo dejo en el primero sino en medio. Me retiro y digo: «¿Hago una foto, no la hago? ¿La hago, no la hago?». Entonces hice una primera foto y escucho que él dice: «El duende ya está haciendo travesuras, ¿verdad?», pero con un tono de voz de complacencia, de complicidad.»
Al salir del baño no volvieron a hablar del tema. Borges participó en la mesa redonda, recibió aplausos, un título y cientos de agradecimientos. Al día siguiente tomó un avión de regreso a Argentina.
La foto se publicó por primera vez en la revista Viceversa y molestó profundamente a María Kodama por entenderla como una falta de respeto.
Esta genial historia la cuenta el escritor Fernando Fernández (@F_Fernandez_F) en su página, donde se puede leer también la enojada respuesta de María Kodama: