LA CHAPMAN NO TIRA RECTAS

0
19

Por Oscar Durán

La Habana.- No voy a hablar de Aroldis Chapman, por si acaso. Ese es un caballo dentro del mejor béisbol del mundo. Mi “salsa” es con Inés María Chapman, la viceprimera ministra de la dictadura cubana. Otra títere más de los Castro and Company que ahora anda por Yaguajay tirando curvas, como todo dirigente cubano.

“Ustedes tienen todas las potencialidades y fortalezas para un despegue importante en el desarrollo económico. Desarrollándose Yaguajay, se desarrolla Sancti Spíritus y se desarrolla Cuba”, ha dicho la Chapman.

En tiempos tan difíciles, este es el aliento que recibimos por parte de una viceprimera ministra. En Cuba solo se despega para llegar a Nicaragua, no hay desarrollo de ningún tipo y de economía mejor no hablamos. Sí, porque hace dos días el dólar estaba a 280 pesos y hoy anda en 370. Claro, Inés María no está enterada de esto; por eso ha ido a Yaguajay a pedir resistencia creativa y encadenamientos productivos.

Además, para este teatro en casa se prestan unos cuantos cada vez que alguien de “arriba” va de gira por alguna provincia. Son unos corderitos rindiendo pleitesía y haciéndose los más revolucionarios y comunistas del mundo. Doble moral como son. La mitad de toda esa gente tiene puesto el Parole o están haciendo los papeles en la embajada española.

A día de hoy, todo es una mentira en este país. La Chapman insistiendo en la necesidad de poner la ciencia e innovación a favor de la búsqueda de soluciones a los problemas del territorio, y los pobladores de Yaguajay pasando tres varas de hambre y cagándose 70 veces por minuto en la Revolución.

Inés María debió quedarse en La Habana revisando la publicaciones de El Necio, dándoles likes y Me encanta. ¿A Yaguajay a hacer qué? Si fuera a resolver los problemas de los pobladores, bueno, se justifica; pero todas esas visitas son para perder el tiempo y oír estupideces de “supuestos” logros del territorio.

La Chapman debe tener cuidado, eso sí. En cualquier momento Camilo Cienfuegos resucita y le dice: “me cansé de ser el Héroe de Yaguajay, ahora quiero ser el Héroe de Hialeah porque ustedes ni flores ya me ponen por falta de presupuesto”.

A este paso, nos queda mucho tiempo así. Esta chapucería de país se ha convertido, cómicamente, en un chiste.  Miren a la Chapman, pintando a Yaguajay como un paraíso y ni un príncipe negro tiene para ponerle  a Camilo en el mausoleo.