DÍAZ-CANEL VISITA JAGUEY GRANDE LUEGO DE UNA NOCHE SIN APAGONES

0
34

Por Yoelbis Arbelo ()

Jaguey Grande.- De lunes para martes no se fue la corriente en Jaguey Grande y los habitantes de la cabecera municipal amanecieron sorprendidos. Algunos creyeron que, de pronto, se resolvieron todos los suministros de combustible y las termoeléctricas salieron de las reparaciones. Alguno hasta pensó que pasaría un verano feliz.

Otros, los más curiosos, se sorprendieron porque desde la mañana del lunes había trabajadores de comunales, pintando con cal y brocha gorda, los bordes de las aceras, y esas cosas no suelen hacerse con regularidad en el sureño municipio matancero.

Pero la mayoría ni se dio cuenta, porque la vida va tan apretada, todo es tan difícil, que toca disfrutar algunos momentos buenos y pasar de lado de esas nimiedades de pinturas, y tonterías, que se les ocurre a los dirigentes comunistas de vez en vez.

Eso sí, en la tarde cerraron temprano las tiendas en divisas y los trabajadores se sumieron en labores de limpieza y retoque, y luego se llenaron la mayoría de los anaqueles con productos que casi nunca hay. Y así amaneció hoy el pueblo, la cabecera municipal, aunque en algunas esquinas estaban apostados algunos jóvenes con camisas de cuadros, pelados bajitos, cerca de vehículos extraños en la localidad.


Algunos, en las redes, comenzaron a imaginarse cosas. Pero todo quedó al descubierto cuando la caravana de vehículos que mueve al presidente Miguel Díaz-Canel por el país, llegó con todo su aparataje a Jaguey Grande. Y entonces los vecinos se dieron cuenta de porqué hubo corriente, de los motivos de las aceras pintadas, los vertederos sin basura, las tiendas con productos, y todos los maestros en las escuelas.

Antes de que el Hombre de la Limonada -como lo llama el colega Jorge Sotero- llegara, ya estaban en el comité municipal del partido todos los dirigentes de la provincia, y por allí no se podía pasar, entre policías y curiosos, convocados casi a la fuerza, para darle la bienvenida al jefe de Estado, que, como cada mes, recorre municipios en ese afán desmedido por decirle a la gente que tenga confianza, como si la confianza alumbrara las casas y llevara comida a la mesa.

La gente común, entre las que me incluyo, porque no pertenezco a ningún medio de prensa oficial y menos al equipo que trabaja directamente con el mandatario, no sabe de los lugares a los que irá, pero lo cierto es que alertaron a los vendedores ambulantes de que no se les ocurra salir hoy, así que es posible que el impuesto presidente decida caminar un poco por el pueblo y, de paso, darse un ‘baño’ de masas, con alguna vieja militante cargada de añoranza que le grite que lo quiere, o que se eriza, como pasó en Río Cauto, allá por la provincia de Granma.

Jagüey Grande, donde la obra crece” - Artículos - Cuba - Cuba EncuentroEsa misma, que prepararán para la ocasión, y que tendrá todos los focos encima, mañana, cuando haya pasado la noche sin corriente, la emprenderá contra Limonardo, pero ya el tirano habrá dado la espalda y los medios afines, y sus voceros en redes sociales, se habrán encargado de repetir una y mil veces los gritos de apoyo.

Jaguey ha estado en el foco durante los últimos meses. En menos de un año se ha quemado dos veces el Pío-Cuá, el ranchón de madera, que tiene bar, restaurant y discoteca en el camino a la Ciénaga de Zapata, y hubo un enorme operativo contra las drogas y otras ilegalidades, con la detención de los dueños de dos mipymes que, supuestamente, tenían vínculos con el nieto escolta de Raúl Castro.

Por el momento, no se sabe nada de cómo marchan los procesos, ni tampoco se sabrá hoy, porque Jaguey Grande es ahora un municipio bendecido, en cuanto a corriente eléctrica se refiere, algo que cambiará en unas horas, cuando Díaz-Canel y su comitiva numerosa disfruten de su asado y se marchen del lugar, para traer de regreso los eternos apagones.