DANIEL DEFOE EN LA PICOTA

0
25
Tomado de Historias de la Literatura
La Habana.- Daniel Defoe, autor de Robinson Crusoe, estuvo preso varias veces.
Una de ellas, fue a raíz de un panfleto que publicó en 1702, burlándose de los tories y presentándolos como unos fanáticos.
Fue sentenciado a pagar una multa elevada, y se le impuso pasar tres días en la picota, donde además de tener que soportar las molestias físicas, se solía ser objeto de las burlas de la gente que arrojaba barro, fruta podrida y excrementos.
Mientras esperaba en su celda la condena, Defoe escribió un poema titulado «Un himno a la picota»:
«Aprende la justicia a adaptarse al interés
y lo que ayer fue mérito, hoy delito es,
las acciones dependen del color de los tiempos,
y son virtud o crimen según les venga el viento.»
Las estrofas corrieron de boca en boca con un efecto sorprendente. Una vez puesto en la picota, quienes se acercaron a Defoe, no sólo no hicieron escarnio de él, sino que le arrojaron flores en vez basura, mientras que en todas las tabernas la gente brindaba a su salud.