LA TELEVISIÓN CUBANA… DE ANTAÑO

0
26
Por Esteban Fernández Roig Jr. ()
Miami.- Los viejos exiliados somos unos enamorados y unos defensores de la Cuba de ayer. Cada cual tiene el derecho de pensar lo que quiera de nuestro pasado pero nosotros lo adoramos.
Por favor, si en la actualidad veo a nuestros niños aquí llenos de juegos sofisticados y los comparo con nuestra humilde, bonita y sana niñez en Cuba y me producen pena. Hasta las quimbumbias y las canicas eran superiores a las computadoras y laptops.
Por ejemplo, ¿estamos locos o la televisión en Cuba hace 70 años era mejor, más agradable, decente, inteligente y educada que hoy en día la televisión hispana aquí?
Goar Mestre y Gaspar Pumarejo deben ser considerados héroes del pasado cubano.
Y también merece ser recordado el italiano Amadeo Barletta, quien más tarde entró en el negocio de la TV.
¿Usted nunca le ha tirado un vistazo (porque vistazo es lo único que se le puede dar a esa indecencia) a la programación de la televisión mal llamada latina?
Eso da asco: inmoralidades, broncas, malas palabras, nudismo, atrocidades, imbecilidades y cretinadas.
Comparen eso con un “Álbum Phillips” o con un “Jueves de Partagás”. Si usted, que me lee, no es cubano, o nació después de esa época gloriosa, permítame decirle que eran programas bellos, finos, amenos, simpáticos, con artistas de renombre mundial.
Jamás en la vida se escuchaba en nuestra televisión una grosería, ni una falta de respeto, ni un solo error en la dicción.
Teníamos una gran cantidad de programas durante la semana, aquí creo que son como 15 y los demás son telenovelas. En la televisión nuestra jamás hubiera actuado un grosero ni un anafabeto.
Dentro de nuestra programación de antaño nunca hubiéramos visto una falta de respeto a los televidentes ni a un cretino desbaratando el idioma castellano.
Nunca en la vida se escuchaba una sola palabra mal dicha en la televisión de la Isla de Cuba de antaño.