EL TIEMPO EN CUBA, Y LOS DE ABAJO

0
35

Por Jorge Sotero ()

La Habana.- El escritor holguinero Manuel García Verdecia contó hoy, en un artículo cuyo link dejaremos debajo, sobre el tiempo que se pierde en Cuba para cualquier trámite, y recordó que el tiempo es la vida, una unidad de medida limitada para cada persona, que la va perdiendo en trámites y colas tremendamente lentos y engorrosos.

UN PROBLEMA MAYOR (O LA VIDA ES TIEMPO)

Y vale la pena volver sobre el tema, porque hay cosas que resultan inexplicables, y que a mí se me antojan como parte de una estrategia muy bien pensada para lograr que la gente se centre en esas demoras y olvide otros problemas, como el de buscar comida, el encontrar en qué moverse de un lugar a otro, o el de los apagones, por solo mencionar a tres de los que tienen más vigencia.

Para mí es inexplicable que haya que hacer una cola en la bodega para comprar las escasas cosas que venden allí. Y en ocasiones llegas y hay 40 consumidores -como les llaman a los que no tienen más opciones que comprar productos en esos lugares asquerosos donde venden lo que el cubano come.

Apuntes, controles, revisiones, demoras en medir, robos, todo eso para hacerle la vida cada vez más complicada al cubano común, al pobre, al que no tiene más remedio que recalar en esos sitios, porque no tiene más opciones.

CubadebateEl cubano va a la bodega como el impala al abrevadero en la sabana africana. El impala tiene que ir porque la sed lo obliga, pero sabe que allí puede encontrar la muerte. O lo sorprende un leopardo, una leona o se lo come un cocodrilo. Y el cubano sufre lo mismo: sabe que se va a demorar, que lo van a robar, que lo tratarán mal, que recibirá productos de la peor calidad del mundo, pero no tiene más opciones. Y entonces le toca esperar en esos lugares lamentables.

En las otras tiendas, en las de MLC es peor. También te roban. Te roba el dueño, que es el gobierno, y los que trabajan, que cambian precios para tener algunas ganancias, aunque sean sucias, en un trabajo que tampoco da para vivir. Pero, encima de eso, te tratan como un ladrón. Te obligan a dejar el bolso, la mochila o la jaba en otro lugar, y cuando sales, a dos metros de la caja, te revisan, como si fueras un vulgar ratero. Esas cosas solo pasan en Cuba.

Dólares en Cuba: por qué el gobierno abrió tiendas con productos en la moneda estadounidense - BBC News MundoEn los bancos es más de lo mismo: filas enormes para entrar, trámites interminables, negativas a darte tu dinero, si es que lo tienes en divisas, y la recomendación de que hagas la solicitud con tiempo para «cuando haya disponibilidad».

De los cajeros, ni hablar. El gobierno se aferra a que todos los cubanos usen dinero virtual, porque no tienen cómo imprimir más moneda, pero las tarjetas son de tan mala calidad que se desmagnetizan por cualquier cosa, en los cajeros nunca hay fondos y, encima de eso, muchos cubanos no tienen teléfono celulares para operar sus cuentas, ni donde comprarlos, o ni ideas de cómo usarlos.

Escasez de efectivo en cuba: ¿quiénes son los culpables? | elTOQUELas demoras son también enormes en un bufete colectivo, un hospital, una farmacia aunque no tenga medicamentos, una notaría, o en una parada del transporte público para, si por alguna casualidad, se le ocurre pasar un ómnibus o una gacela, como llaman a esos buses pequeños de color amarillo, que cada vez escasean más y cobran más caro.

No hay una gestión que se pueda hacer rápido en Cuba. No hay un dependiente, un servidor, que tramite los pedidos con agilidad.

En este país, a nadie le importa nada. Nadie se preocupa porque el cliente se sienta bien, porque al gobierno es al primero que no le conviene que las personas resuelvan pronto sus problemas, porque entonces tendrían más tiempo para pensar en lo otro, en la libertad, las estrategias para liberarse del yugo castrista…

Cuba es un país enfermo. Es como esos cuerpos a los cuales los ha golpeado un virus mortal, que ha tomado todo el organismo y no hay fármaco que lo controle. Y las consecuencias las pagan siempre los mismos, los de abajo.

Este verano caliente” - OnCubaNews