RAISÍ, DESDE MI PUNTO DE VISTA

0
24
Por Manuel Viera ()
La Habana.- Para la mayoría de los entendidos, Ebrahim Raisí iba a ser el sustituto del Ayatolah Ali Jamenei. Era su hombre de confianza. Clérigo muy poderoso fue durante años el dueño de la cartera de justicia en Irán.
Integró, luego del fin de la guerra con Irak en 1988, los llamados tribunales de la muerte ordenando y vinculándose a la muerte de miles de personas.
De 2019 a 2021 fue presidente de la Corte Suprema y en ese período el extremismo fue brutal, llegándose a aplicar penas que por años no se habían practicado, como la pena de muerte por consumir alcohol.
Irán es una teocracia chiita en pleno siglo XXI, de la que han huido millones de iraníes, que se encuentran refugiados por todo el mundo. Incluso en Cuba hay refugiados iraníes, familias completas que han huido de su tierra y conozco a varios de ellos.
Ha muerto un extremista chiita y no estoy triste. Me cuesta trabajo creer que en el mundo moderno existan partidarios de personas como él.