RUSO MUERTO EN CUBA Y ENVIADO POR ERROR A CANADÁ SIGUE DANDO PROBLEMAS AL CASTRISMO

0
27

Por Anette Espinosa

La Habana.- Hace unas semanas se hizo viral el caso de la muerte en Cuba de un ciudadano canadiense de origen sirio, que fue confundido con uno ruso y sus cuerpos enviados a las familias que no correspondían, de lo cual se hizo eco la prensa mundial, asombrada por las cosas que ocurren en Cuba.

Ahora, Ana Neroeva, una residente de la ciudad rusa de Cheliábinsk, informó a la agencia Sputnik que enterró a un canadiense en vez de a su padre, fallecido durante unas vacaciones en Cuba, porque los cubanos se equivocaron en el momento de repatriar los cuerpos y cuenta todo lo que pasó en aquellos momentos, incluso que aún aguardan por tener el cadáver de su familiar con ellos.

«Estuvimos tres semanas esperando que enviaran el cuerpo desde Cuba. Cuando llegó, su esposa fue a identificarlo. Todos los demás lo vieron solo en la iglesia, donde preguntaron: ‘¿Quién es? ¿Por qué no se parece?'», dijo Neroeva.

La agraviada detalló que en la iglesia les aseguraron que «era normal que el cuerpo cambiase de esa manera al embalsamarlo para el transporte», así que lo enterraron.

«Mientras tanto, mi papá fue entregado a una familia de Canadá; no lo reconocieron como su padre y enviaron una foto a la embajada de Cuba, y nosotros les mandamos una foto del suyo a través de la embajada. Entonces lo entendimos, los intercambiaron», explicó.

Artículo en la prensa rusa: https://pchela.news/news/detail/37086?utm_source=internal&utm_medium=announce&utm_campaign=lenta&utm_content=37086

Neroeva aclaró que en un principio les dijeron que su padre murió de un infarto, pero ahora en el certificado de defunción pone «edema agudo de pulmón», es decir, se atragantó.

Según la interlocutora, su padre Ilia Neroev, de 51 años, se fue de vacaciones con su esposa a Cuba el 20 de marzo, dos días más tarde estuvieron juntos en la playa, luego él se fue a una oficina de cambio y no regresó.

Más tarde le informaron a su esposa del fallecimiento y la llevaron hasta al cuerpo que estaba cubierto, por lo que solo le vio la cara, y tres días después regresó a Rusia.

Neroeva detalló que en la foto enviada por los canadienses se observaban marcas de golpes por el cuerpo de su padre y su esposa tenía dudas sobre la causa de su muerte, pues en Cuba le afirmaron que sufrió un infarto al meterse en el agua y se ahogó.
«Queremos saber qué pasó y por qué cambiaron los cuerpos que iban a ser enviados», añadió Neroeva.

El canal CTV News, citando a la familia del canadiense fallecido, comunicó que un ciudadano de Canadá de 68 años perdió la vida el 22 de marzo por un paro cardíaco en un balneario de Varadero, pero tras la repatriación, sus familiares descubrieron que les habían enviado el cuerpo de un ruso que también murió en Cuba.

El cónsul general de Rusia en Montreal, Alexandr Noskov, declaró a Sputnik que los diplomáticos están trabajando para devolver el cuerpo del ruso a su patria.

Sin embargo, la última sobre la muerte del ciudadano ruso no se ha dicho y cabe hacerse muchas preguntas, entre ellas la de por qué los moretones en la piel, fruto, presuntamente, de golpes, y por qué las versiones diferentes de las autoridades cubanas. Así que habrá que esperar para saber la verdad sobre todo.