LOS ALIMENTOS SIGUEN POR LAS NUBES EN CUBA

0
22
Por El Estado como tal
La Habana.- A pesar de la moderación de la inflación oficial mensual de Cuba en abril, esta superó el dos por ciento, un nivel que se ha rebasado en 12 de los últimos 16 meses. Los alimentos (comercio y gastronomía) explicaron casi tres cuartas partes del aumento de precios del referido mes.
Aunque el mayor incremento mensual de precios se registró en “bebidas alcohólicas y tabaco” y en “transporte”, asociados a decisiones económicas gubernamentales, el mayor “efecto” en la inflación general se concentró en alimentos (comercio y gastronomía).
Un dato sobre el que debe tomarse nota es que la inflación acumulada en Cuba durante los primeros cuatro meses de 2024 es mayor que la registrada en igual período de 2023.
En términos interanuales, la inflación oficial ha entrado desde noviembre de 2023 en una “meseta” ubicada entre 31 y 34 por ciento de crecimiento. El dato cuestiona el relato oficial de que se “avanza” en la estabilidad macroeconómica.
El incremento de precios de los alimentos sigue liderando, por amplio margen, el aumento general de los precios al consumidor. Explica más del 50 por ciento. Sin aumento de oferta de alimentos es difícil asumir que se reduciría sustancialmente la inflación en Cuba.
Al igual que en enero, febrero, y marzo, también en abril el aumento del precio de la carne de cerdo tuvo el mayor efecto en la división de “alimentos y bebidas no alcohólicas”. El fracaso de la política agropecuaria encarece una fuente crucial de proteína animal de origen nacional.
Transcurridos los cuatro primeros meses del año, los datos oficiales indican el naufragio del componente antinflacionario del paquete económico de 2024 -anunciado de manera fragmentada y de zigzagueante implementación- con un efecto sostenido de pérdida de poder adquisitivo.