EL COMUNISMO, CANEL, ES UNA MENTIRA

0
9
Por Manuel Viera
La Habana.- Voy a tomar las palabras de quien ocupa la presidencia cubana para emitir mi criterio: El comunismo cubano que insiste en llamarse «revolucionario» ha llevado a mi país a la edad de piedra y es el mayor responsable de la situación de miseria del pueblo.
Si el comunismo cubano fuera lo que ellos defienden, hace mucho hubiese llevado al país al desarrollo, más allá de embargos y sanciones, y 65 años hubiesen sobrado para eso.
Si el comunismo cubano fuese realizable, sus propios defensores no hablarían de utopia. Vivo convencido de que la única salida al bienestar, el futuro y la esperanza de mi pueblo es desterrar al comunismo del país y pasar de la política del cuento de la justicia social a la realidad productiva.
El comunismo cubano, al estilo del PCC, es un caníbal que se resiste a comer mientras, poco a poco, se devora a sí mismo. Hoy es una unión de lo peor del comunismo y algo de capitalismo mal aplicado y amarrado. Algún día no muy lejano de comunismo en Cuba no quedará nada y lo único que habrán conseguido habrá sido hacer más largo el camino al progreso y el bienestar.
Odio al comunismo, porque pone en primer orden la defensa de una ideología que se sabe inviable y subestima el bienestar y la felicidad de su pueblo. Y también porque, digan lo que digan y lo adornen como lo adornen, es una mentira que termina convirtiéndose en verdad a golpe de cañones, en una tiranía muy alejada del proletariado.
Odio el comunismo y es mi deseo que podamos liberarnos de él.
Emitido mi criterio… ahora me pregunto: ¿Si en Cuba no hay represión por tener este criterio, por qué yo fui obligado a dejar de ejercer como abogado en la empresa donde era vanguardia del año sin haber hablado jamás allí de política?
Después de unas declaraciones así de boca del propio Canel, tendrían que pedir disculpas a este humilde escritor. En caso de que fueran ciertas.