¿DONDE TENEMOS LA DIGNIDAD?

0
12
Por Irán Capote
Pinar del Río.- Si tengo corriente un par de horas en la mañana, volveré a tenerla un par de horas en la noche. Pero no volveré a tener un par de horas de electricidad durante la madrugada.
Si tengo corriente un par de horas en la tarde, no la tendré en la noche y sí en la madrugada, pero no en la mañana del día siguiente….
Para escribir necesito dormir antes, para dormir y escribir necesito electricidad. Para poder dormir necesito haber cocinado, y para cocinar también necesito electricidad … y todo eso en solo las pocas horas de electricidad que ya nos asignan como si se tratara de un favor y no de un derecho básico, elemental.
Es un gran dolor de cabeza, porque si duermo no escribo ni cocino. Si escribo, no duermo ni cocino. Si cocino, no duermo ni escribo….
O sea… no estoy viviendo, no. Nada me está asegurando una mínima garantía de vida en este país. Absolutamente nada.
Sin dormir, escribir o cocinar, estoy acabando con mi cuerpo y con mi mente.
Si al menos tuviera una planificación. No sé, saber a ciencia cierta que estaré apagado todas las tardes o todas las mañanas, podría ajustar mis deberes en el resto de los horarios. Sin incertidumbres.
Esto es un campo decadente de tortura psicológica. No tiene otro nombre. Creo no equivocarme, pero en Auschwitz no quitaban el fluido…
Un poco de dignidad no sería mucho pedir. Yo voté por una Constitución en la que contempla que todo ciudadano cubano tiene derecho a una vida digna. (Yo sí voté por ella). Y como voté por ella, tengo el derecho a reclamarla….
¿Dónde está?