DEL MERCADO CAMBIARIO Y OTROS DEMONIOS

0
15
Por Oscar fernández ()
La Habana.- Voy a exponer dos ideas de un modo sencillo: primero, la tasa de cambio de referencia en el mercado cambiario informal está llegando a 400 por dos razones principales: el continuo deterioro de los equilibrios macroeconómicos y la incapacidad mostrada hasta ahora por las autoridades para revertirlo. Absolutamente nadie puede negar esto.
Segundo, la tasa de cambio de referencia en el mercado cambiario informal es y será vulnerable a diversas formas de manipulación externa por una sola razón: el Banco Central de Cuba, o sus superiores, llevan varios años (desde que comenzaron las tiendas MLC) evadiendo su responsabilidad e incumpliendo su función de garantizar la existencia de un mercado formal, pudiendo hacerlo.
Formalizar el mercado cambiario con tasa de cambio flotante es una posibilidad y es una urgencia. Permitiría que la tasa de cambio se forme sobre la base de transacciones reales ocurridas en una institución formal, en lugar de ser resultado de una compilación de anuncios de intenciones de compraventa realizada por un ente externo.
No es una asunto técnicamente complejo, no requiere recursos significativos. Y las consecuencias de no hacerlo es lo que estamos cosechando ahora.
Pero estas son solo aristas de un problema mucho más severo y abarcador. La política económica está a la deriva hace mucho tiempo. Todas las propuestas se estancan. Ninguna medida prospera, y las pocas acciones que se implementan terminan siendo contractivas. ¿Por qué ocurre esto? ¿Por falta de consenso? ¿Por intereses en disputa? ¿Por agendas propias? ¿Por falta de conocimientos? No lo sé. Pero la última medida de envergadura que se tomó posiblemente haya sido la creación de las PYMES en 2021.
Es absolutamente inaceptable esta falta de acción. Se ha evadido inexplicablemente el continuo llamado a conformar un consejo de emergencia similar al de la Covid.
Y ahora, la más recientes campaña interna confirma que hay muchos más esfuerzos dedicados a tratar de señalar culpables que a tratar de implementar soluciones.
Si las autoridades económicas hubieran adoptado las medidas que han sido propuestas una y otra vez… la tasa del Toque no regiría el mercado cambiario, el Bloqueo quizás tendría efectos más atenuados y hasta una parte de la emigración tal vez estaría hoy contando otra historia.
El tiempo sigue, implacable, triturando las esperanzas de futuro.