UN COMUNISTA MENOS EN MIAMI

0
22

Por Oscar Durán

La Habana.- Hace un tiempo hacíamos referencia en estas mismas páginas sobre los comunistas radicados en Estados Unidos. Desde primeros secretarios del Partido, delegados de circunscripción y oficiales del Minint, hasta familiares directos de la cúpula castrista.

Son unos descarados, no tienen otro calificativo. Usted va a Santiago de Cuba, por poner un botón de muestra, pregunta por Misael Enamorado Dager y ningún santiaguero te hablará bien de ese defenestrado dirigente, muy cercano, en su momento, al dictador de Fidel Castro.

A Enamorado lo sacaron bochornosamente del cargo por mal trabajo, para tiempo después -¿a que no adivinan?- llegar a Texas por un parole humanitario y radicarse de manera definitiva en el sueño americano. Díganme si esto no es ser descarado. Las cosas de la vida: después de violar derechos humanos -sí, tal cual- como máxima figura del Partido provincial, se acoge a un beneficio humanitario para huir de su propia dictadura que tanto defendió.

De estos tipejos está lleno Miami. Claro, ahora ninguno fue comunista, ni militante, ni brincó en una tribuna cuando dijeron por un altoparlante: “el que no salte es yanqui”. Haga la prueba y después me contará. Usted hable con 10 cubanos cubanos cualquiera y pregúntele si fue comunista. Ninguno, pero ninguno le dará un sí como respuesta.

Medio PCC está en Miami y todos lo sabemos. Incluso, algunos tienen grandes negocios y ya se olvidaron de que en algún momento criticaron el modelo capitalista y gritaron a todo pulmón “Socialismo o Muerte”.

Por eso, ayer recibí con tremenda alegría la negativa de viajar a suelo americano a Liván Fuentes Álvarez (aparece en la foto junto a Díaz-Canel), ex presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en la Isla de la Juventud. Fuentes Álvarez tenía aprobado el parole y su intención, probablemente, era radicarse definitivamente en los Estados Unidos.

Me alegro una y mil veces el impedimento de abordar el avión a este comunista y chivato, por demás. No sé cómo lo hacen, pero mientras hay miles y miles de cubanos dentro de la isla esperando por la aprobación del parole, a estos tipejos les llega en un dos por tres.

Sin embargo, gracias a un excelente trabajo de las autoridades migratorias, la cifra de comunistas en Estados Unidos no aumentó por esta vez. Con la cantidad de marabú que hay en Nueva Gerona y sus alrededores, no sé cómo Liván Fuentes no se digna a quedarse aquí y continuar aportándole un granito de arena a su socialismo próspero y sostenible.

Bienvenido de nuevo a tu tierra, Liván, aunque no hayas salido de ella. El cóctel de bienvenida es un apagón de 12 horas, con un todo incluido de mosquitos y calor. 

Quién te manda a hacerte el astuto. Y el comunista.