LAS BENDICIONES DE LA VIDA

0
13
Por Irán Capote ()
Pinar del Río .- He sido un hombre muy feliz. Mi madre volvió a pedirme que la llevara al monte para festejar el día de las madres. Nos fuimos tras la pista de los mangos que aún no acaban de madurar.
Hace falta que llueva para que los ríos se llenen de agua y los mangos maduren.
Pero igual estaba muy vivo el monte. He visto unos cuantos tocororos y cartacubas volando y cantando como nunca antes.
Para sorpresa nuestra, volvieron las pomarrosas y hemos comprobado aquel dicharacho campesino de que no hay nada más alto que una mata de mangos machos.
Toda la paz y la buena energía confluye armoniosamente en un pedazo de monte.
¡Qué sea bendecido todo lo que produce vida!Puede ser una imagen de masa de agua
Puede ser una imagen de masa de agua