BLINKEN REITERA APOYO DE EEUU A ISRAEL PERO SU OPOSICIÓN A OPERACIÓN MILITAR EN RAFAH

0
23

Redacción Internacional

Miami.- El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, manifestó al ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, el “férreo compromiso” de EE.UU. con la seguridad de Israel, pero dejó clara su oposición a una operación militar terrestre en Rafah, en la Franja de Gaza.

Durante una llamada de Blinken a Gallant este domingo, ambos políticos abordaron la situación en la Franja de Gaza, “los esfuerzos en curso para asegurar la liberación de los rehenes” y el objetivo compartido de derrotar a Hamás, indicó el Departamento de Estado en un comunicado.

No obstante, el secretario de Estado de EE.UU. reafirmó la “oposición de Estados Unidos a una importante operación militar terrestre” en el área sureña de Rafah, donde se han refugiado más de un millón de personas.

Palestinos desplazados internos llegan a Jan Yunis después de abandonar Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. EFE/Mohammed Saber

Blinken subrayó la necesidad imperiosa de “proteger a los civiles y a los trabajadores humanitarios” en Gaza, e instó a Gallant a “garantizar” que la asistencia humanitaria pueda llegar a Gaza para su efectiva distribución, mientras Israel combate a Hamás.

Cuando los muertos en Gaza han superado ya los 35.000, la situación en la ciudad sureña de Rafah, convertida en el último refugio para los gazatíes, cada vez es más crítica después de que este fin de semana el Ejército impusiera nuevos desplazamientos forzosos para una población que no tiene a dónde ir.

EE.UU. no ve un plan para proteger civiles en Gaza

El secretario de Estado de Estados Unidos también dijo más temprano que Israel no tiene un “plan creíble” para la protección de civiles en la ciudad gazatí de Rafah pero le sigue suministrando armas a excepción de bombas de gran carga explosiva, que están en “pausa”.

Blinken intervino en el programa ‘Face the Nation’ de CBS y dijo que la Casa Blanca ha expresado sus preocupaciones a Israel desde hace “meses” sobre una gran operación en el área de Rafah, donde hay 1,4 millones de desplazados por la guerra, y aseguró que EE.UU. no la apoyará si no ve esos planes.

“Hemos dicho a Israel que no podemos, y no vamos a apoyar, una gran operación militar en Rafah en ausencia de un plan creíble para proteger a los civiles”, dijo el político demócrata, que reiteró que no ha “visto” planes ni en ese sentido ni en el de la reconstrucción de Gaza. Un

De hecho, Blinken sostuvo que Washington lleva “muchas semanas desarrollando planes creíbles para la seguridad, gobernanza y reconstrucción” de Gaza con “países árabes” y otras naciones, pero no ha habido un esfuerzo en la misma dirección por parte de Israel.

Palestinos desplazados llegan a Jan Yunis después de abandonar Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. EFE/Mohammed Saber

La periodista Margaret Brennan insistió en si era posible que sean enviadas esas bombas, y Blinken reiteró que EE.UU. lo está negociando con Israel pero tiene “preocupaciones reales” sobre su uso.

Blinken justificó el suministro de armas a Israel diciendo que afronta un “entorno militar extraordinariamente complejo” porque el grupo islamista Hamás se retiró a Gaza tras los ataques del 7 de octubre y se esconde bajo infraestructuras civiles, y advirtió que sus efectivos “están volviendo” a áreas “limpias”. (EFE)