LA METAMORFOSIS

0
13
Por Manuel Viera ()
La Habana.- Entre las imágenes más difundidas desde sus inicios por la Revolución Cubana están aquellas de los niños limpiando zapatos antes del 59.
Por supuesto que no soy partidario del trabajo infantil, sin embargo recuerdo con el orgullo que nuestros abuelos, incluso nuestros padres, decían: «Yo llevaba el pan a mi casa desde los 12 años».
Aquello, lejos de consagrarlos como delincuentes, les formó el carácter y los convirtió en hombres de bien, preparados para la vida, sin embargo la imagen del niño limpiando zapatos se convirtió en revolución en una imagen diabólica.
Estábamos lejos aún de ver niños recogiendo latas y comida de los basureros, o vendiendo piedrecitas de drogas, halando químicos de un cigarrillo, involucrados en un asalto incluso metidos a una casa o un auto para robar.
Fue entonces que descubrimos que limpiar zapatos para llevar algo de pan a la casa ni siquiera era lo peor.