LOS CRÍMENES LLUEVEN, EL GOBIERNO LOS TAPA

0
24

Por Anette Espinosa ()
La Habana.- Cuba es un caos total. Y no solo en lo económico, como muchos piensan. En un país sin control, como un camión que ha perdido la dirección y se deja llevar por una pendiente en espera de lo que pase, porque algo tiene que pasar.
No hay nada en el país y eso incentiva los delitos, entre ellos los de sangre, las desapariciones, los robos, que están a la orden del día de una punta a otra, aunque si lees la prensa oficialista, la del gobierno, que es toda la que circula, este lugar donde nos ha tocado vivir es el Parnaso.
Sin embargo, hay otras fuentes de información, otros sitios a los cuales ir para darse cuenta de que el gobierno oculta lo que pasa. No dice nada, por ejemplo, del asesinato a sangre fría de un hombre en Jovellanos por dos individuos, uno de los cuales debía estar preso, para no pagarle un dinero que le debían de una ropa que le compraron.
Detienen a los autores de asesinato ocurrido en JovellanosTampoco dice nada del abuelo que anda suelto luego de abusar de sus nietas de 12 y 11 años, en Santos Suárez, y hace mutis por la desaparición de una niña de 15 años en Las Tunas, en un hecho que ocurrió hace una semana y sobre el cual nadie sabe nada más que lo que dicen las redes sociales.
Tampoco habla del ladrón sorprendido en San José de las Lajas, en el intento de robar en una vivienda. Uno de los mismos que estuvo involucrado en la venta de picadillo de perro y que, según versiones de las redes, quedó libre luego de pagar una fianza. Porque sacrificar perros, incluso los enfermos y luego venderla la carne a la población, no es delito.
Reportan a niña de 15 años como desaparecida en Las TunasDelito es que el joven periodista independiente José Luis Tan Estrada haga un viaje de Camagüey a La Habana para entregar unas medicinas, unos cuadernos y algún alimento a determinadas personas. A Tan no lo dejaron entrar. Nada más se acercó a la capital lo detuvieron y aún está preso. Y cualquiera sabe si le inventan un delito de desobediencia, desacato o actividad contra la seguridad del Estado y le meten ocho o 10 años de cárcel.
Pasa como con la doctora Alina Bárbara, apresada y ultrajada el pasado 18 de abril en Matanzas, al extremo de que tuvo que acudir al médico para atenderse luxaciones y daños en las articulaciones.
José Luis Tan Estrada tras ser liberado: "Ayudar es una amenaza"A los gendarmes del castrismo le importó poco que la historiadora fuera una persona mayor, en una protesta pacífica, sin provocar daño a nadie, solo con la intención de defender sus derechos, los mismos que le da la Constitución, y sobre los cuales pasan todos los días esos que defienden a capa y espada al gobierno y a los Castro, que al final de cuentas son los únicos que importan en Cuba.
Warning of Upsurge in Violations Against Intellectuals and Journalists in  Cuba – Translating CubaA la Policía de Cuba, que le endilgan detrás aquello de Nacional Revolucionaria, deberían cambiar el nombre, porque su trabajo no es defender al pueblo, sino a los que gobiernan, en una posición de muy poco valor para aquellos que dicen, sin creérselo, imagino, que son la quinta mejor policía del mundo.
Los agentes del orden en Cuba, investigadores incluidos, no cogen a nadie. Los únicos casos que resuelven se los deben a los chivatos que tienen infiltrados y que cada vez son más, porque todo lo bajo del ser humano sale en los momentos de crisis y en eso de chantajear para obligar personas a trabajar para ellos, sí son unos maestros los oficiales de la policía.
La mayoría de los cubanos de adentro apenas saben lo que ocurre, porque las páginas de la oposición están censuradas, y como Etecsa, el emporio de las comunicaciones de Cuba, no deja verlas, la gente común no se entera. Solo las personas del entorno cercanos saben del crimen en Jovellanos, que conmovió a media provincia de Matanzas, o de la niña perdida en Las Tunas.
Es parte del actuar de la tiranía: si la gente no se entera es como si no hubiera ocurrido.
Eso sí: ellos tampoco se enteran de que les queda poco, y de que en cualquier momento van a tener que salir como bola por tronera, porque la situación de Cuba es inaguantable: no hay comida, no hay corriente, ni agua, ni medicinas, y encima de todo eso, tampoco hay tranquilidad, y las personas tienen que vivir encerradas por temor a los ladrones y criminales.