HOY EN LA HISTORIA: 76 AÑOS DEL NACIMIENTO DE TERRY PRATCHETT

0
17
Por José Walter Mondelo ()
La Habana.- Hoy cumpliría 76 años el gran Terry Pratchett, escritor británico de fantasía y ciencia-ficción, creador de la célebre saga Mundodisco, traducida a más de 35 idiomas y llevada al cine, al teatro y a los videojuegos. Su humor sarcástico y corrosivo y su brillante imaginación lo convirtieron en uno de los iconos del género. Aquí una selección de sus frases más recordadas.
– El tiempo es una droga. En cantidades excesivas, mata.
– El bolígrafo es más poderoso que la espada si la espada es corta y el bolígrafo está bien afilado.
– El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
– Tú eres solo una coma en las páginas de esta historia.
– La imaginación, no la inteligencia, es lo que nos hace humanos.
– La vida de una persona sí pasa delante de sus ojos antes de morir. El proceso se llama «Vida».
– La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
– La estupidez real siempre vence a la inteligencia artificial.
– Escribir es lo más divertido que se puede hacer sin ayuda.
– La verdad quizá esté ahí fuera pero las mentiras están en tu cabeza.
– Solamente en los sueños somos libres. El resto del tiempo necesitamos el sueldo.
– Algún día, la tortuga aprenderá a volar.
– Las buenas excusas abren la puerta a las malas excusas.
– La gravedad es una costumbre difícil de olvidar.
-No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula.
– La historia tiene la costumbre de cambiar a las personas que se creen que la están cambiando a ella.
– Es preferible la presencia de los que buscan la verdad que la de los que creen haberla encontrado.
– A los dioses no les gusta que las personas no trabajen mucho. Las personas que no están ocupadas continuamente pueden empezar a pensar.
– A veces es mejor encender un lanzallamas que maldecir a la oscuridad.
La fantasía es una bicicleta estática para la mente. Puede no llevarte a ninguna parte, pero tonifica los músculos que puede.
La fe es una de las fuerzas orgánicas más poderosas, puede que no sea capaz de mover montañas, al menos en el sentido literal, pero puede crear a alguien que sí sea capaz de hacerlo.
La fe es una fuerza. Comparada con la gravedad es una fuerza débil, por supuesto, y cuando se trata de mover montañas la gravedad siempre acaba ganando; pero aun así existe.
La gravedad es una costumbre difícil de olvidar.
La historia tiene la costumbre de cambiar a las personas que se creen que la están cambiando a ella.
La lógica es maravillosa, pero a veces obtienes mejores resultados pensando.
La lógica sólo es una manera ordenada de alcanzar la ignorancia.
La mayoría de la gente vive su vida como una especie de borrón en torno al punto donde se encuentra su cuerpo, anticipándose al futuro o aferrándose al pasado. Suelen estar tan preocupados con lo que sucederá que sólo averiguan lo que sucede cuando ya ha sucedido. Así son la mayor parte de las personas. Aprenden a tener miedo porque no saben lo que va a suceder. Y ya les está sucediendo.
La mayoría de los dioses juegan a los dados, pero el Destino juega al ajedrez, y sólo te das cuenta una vez que es demasiado tarde de que lleva jugando toda la partida con dos reinas.
La Muerte no es cruel… Sencillamente, su trabajo se le da muy bien.
La pluma es más poderosa que la espada, si la espada está envainada y la pluma muy afilada.
La presencia de los que buscan la verdad es infinitamente preferida a la presencia de aquellos que piensan que la han encontrado.
La unidad de tiempo más corta del multiverso es el Segundo de Nueva York, que se define como el período de tiempo que hay entre cuando el semáforo se pone en verde y cuando el taxi que llevas detrás toca el claxon.
La verdad quizá esté ahí fuera, pero las mentiras están en tu cabeza.
La vida de una persona sí pasa delante de sus ojos antes de morir. El proceso se llama “Vida”.
La vida es un hábito, resulta muy difícil dejarlo…
La vida habita en todos los lugares donde puede. Donde no puede, simplemente tarda un poco más.
Las buenas excusas abren la puerta a las malas excusas.
Las cosas se hacían porque se habían hecho siempre, y la explicación era: «Pero es que siempre lo hemos hecho así». Un millón de personas muertas no pueden estar equivocadas, ¿verdad?
Las historias con imaginación suelen cabrear a aquellos que no la tienen.
Las mascotas son siempre de gran ayuda en tiempos de estrés. Y en tiempos de hambruna también, por supuesto.
Las posibilidades de una entre un millón salen bien nueve de cada diez veces.
Llovía tan fuerte que las gotas tenían que hacer cola.
Lo que necesitan los dioses es que crean en ellos, y lo que quieren los humanos es dioses.
Los cementerios están llenos de gente que fue más valiente que sensata.