DÍAZ-CANEL IRÁ A LA TOMA DE POSESIÓN DE PUTIN

0
18

Por Anette Espinosa

La Habana.- Al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, le gustan los viajes. Apenas acaba de regresar de Venezuela y ya prepara su próximo periplo, que incluirá asistir a la toma de posesión de su tutor, el mandatario ruso, Vladímir Putin.

Putin asumirá para un nuevo mandato el venidero 7 de abril y como no podía ser de otra forma, allí estará su lacayo del Caribe, según informó a El Vigía de Cuba una fuente del Ministerio de Comercio Exterior que pidió no ser revelada.

Esta vez, el impuesto presidente de Cuba volará en un avión de Cubana, y estará acompañado por una comitiva numerosa, que incluirá a representantes del referido ministerio, aunque no a su titular, Ricardo Cabrisas, quien se encuentra delicado de salud y prefiere no hacer más esas travesías a través del Atlántico.

La fuente no tiene claro todo el itinerario del mandatario cubano, pero advirtió que estará un par de días en Moscú, incluso que pudiera estar en el desfile del Día de la Victoria en la Plaza Roja, el 9 de mayo, y en una reunión a la que asistirán mandatarios de varios países, entre ellos Bielorrusia y algunas naciones del centro de Asia, y que luego volará a Beijing.

Por el momento no se conoce la agenda completa, ni quiénes acompañarán a Díaz-Canel, pero es casi seguro que se reunirá con algunos líderes para pedirles que manden turistas a Cuba, donaciones y, de paso insistan a ver si alguien quiere invertir en la isla, a pesar de las condiciones leoninas que pone el gobierno cubano.

Es muy posible que Díaz-Canel no consiga nada. Air China va a volar a La Habana, vía París, pero es muy probable que a la aerolínea con sede en Beijing le pase como a Aeroflot, que reinició sus vuelos a la capital cubana y ya decidió que desde el 12 de mayo no volará más, porque no le da la cuenta.

Cuando el turismo chino se dé cuenta que lo de Cuba es una estafa, dejará de pagar las sumas altísimas que cobrará la aerolínea y esta tendrá que decirle no a Cuba.

¿Las donaciones? Los países también se cansan de los limosneros. Porque no se puede ir por ahí, todo el tiempo, pidiendo arroz, café, azúcar, leche, incluso créditos.

Y Putin seguro que lo recibirá, le dirá que para Rusia, ahora mismo, lo más importante es la guerra con Ucrania, que no puede ofrecerle créditos ni garantías de nada, y mandará a un viceministro de Exteriores que lo despida para su siguiente destino.

En fin, otro viaje más, que solo le servirá al inepto jefe de Estado de Cuba para ir a olerle el c… a Putin. Y nada más.