UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

0
15
Por Manuel Viera ()
La Habana.- Finalmente las autoridades de Guisa adoptan una medida en beneficio de su pueblo. Es ilógico y humillante pagar a un pueblo en tarjetas en un lugar apartado donde no hay un solo cajero y existe apenas un banco donde es escaso el efectivo.
Muy feliz de que se hallan escuchado los reclamos del pueblo pues para eso están ahí. La bancarizacion no puede convertirse en una camisa de fuerza, en una tortura para el cubano, por más que al partido comunista se le haya ocurrido imponerla como tarea en un país que no reúne las condiciones tecnológicas, de infraestructura y económicas para hacerlo.
Estimados gobernadores, no se trata de colgarse la medallita del cumplimiento, sino de hacer bien a su pueblo.
Es una pena que para cada paso de avance deban pensar tanto tiempo con la mentalidad jurásico-soviética de antaño, incluso que deban retroceder para luego hacer lucir que se avanza y que sean tan lentos para reaccionar cuando teóricamente tienen la autonomía para decidir, aunque en la práctica se requieran una decena de reuniones con sus respectivos almuerzos para hacerlo.
De cualquier forma como pueden ver, el pueblo les agradece.
Más resultados y menos esfuerzos de noticiero. Menos bloqueo cruel para tapar errores y políticas absurdas. Más realidad palpable y menos trabajo voluntario con cámaras de televisión. La muela no alivia ni produce bienestar… ¡Las acciones, sí!