MARZO, OTRO MES DE INFLACIÓN DISPARADA

0
16
Por El Estado como tal
La Habana.- En marzo, la inflación oficial mensual se aceleró en Cuba por segundo mes consecutivo. Influyó el aumento de precios de los combustibles aplicado ese mes, pero el alza de precios continúa explicándose principalmente por el creciente precio de los alimentos.
Medida en términos interanuales, la inflación oficial ha entrado desde noviembre de 2023 en una “meseta” ubicada entre 31 y 34 por ciento de crecimiento. Es el tipo de dato que cuestiona la idea de que se “avanza” en la estabilidad macroeconómica.
El incremento de precios de los alimentos sigue liderando, por amplio margen, el aumento general de los precios al consumidor. Explica más del 50 por ciento. Sin aumento de oferta de alimentos es difícil asumir que se reduciría sustancialmente la inflación en Cuba.
“Transporte” y “bebidas alcohólicas y tabaco” fueron las divisiones con mayores incrementos mensuales de precios en marzo. Llama la atención que el tercer mayor aumento de precios fue en “educación”, aunque esa división tenga un bajo efecto en el índice general de precios.
Los mayores incrementos mensuales de precios de marzo se produjeron en los combustibles, computados en la división “transporte”. También fue notable el aumento de los precios de taxis y transporte interurbano, refutando las expectativas oficiales iniciales.
El aumento del precio de la carne de cerdo en marzo de 2024 fue el que tuvo mayor efecto en la división de “alimentos y bebidas no alcohólicas”, igual a lo ocurrido en enero y febrero de 2024.
Al concluir el primer trimestre de 2024 los datos oficiales indican el naufragio del componente antinflacionario del paquete económico de 2024 -anunciado de manera fragmentada y de zigzagueante implementación- con persistencia de un entorno inflacionario empobrecedor.