MI ETERNO ”CUBANEO”

0
12
Por Esteban Fernández Roig Jr. ()
Miami.- Increíblemente todos los que no son cubanos no me creen cuando les digo que “Nosotros pintamos Coca Colas en el aire”.
En lugar de “doblar” yo digo: VIRAR. Y hasta repito la palabra: Voy de copiloto y el chofer se pasa de la calle donde debe doblar y casi le grito: “¡Contra, chico, vira, vira, vira a la derecha!”
Digo: “Engancha eso ahí ”. Y de muchacho era peor porque decía : “Enguincha”… Un verbo que pocas veces utilizo es “cerrar”, el 90 por ciento de las veces digo “Tranca”. Vaya, hasta del carro digo: “Oye, estate seguro que esté trancado porque te lo fachan” . Y “fachar” es lo que la gente culta llama “robar”.
Cuando Fidel murió, ante mi alegría, me preguntaban: “¿Qué sucede?” Y dije: “¡Ñooo, cantó el manisero bola de churre!”. Vaya, se quedaban bajo la luna de Valencia. Sí, en Babia.
Ningún hispano ha entendido cuando le digo: “Le ronca el merequetén”, ni cuando de una muchacha bonita digo que “es un pollo”.
Traté de traducirle a un americano : “Me estoy comiendo un cable” y por poco llama al 911.
“Es un come catibia”, “está en la fuacata”, “donde el diablo dio las tres voces” y “se formó un titingó” son frases que yo inmiscuyo en mi repertorio a pesar de lo “curto y apreparado” que soy.
No saben ustedes el trabajo que yo paso para decirle a alguien: “Chico, bájate de ahí” porque para mí eso siempre ha sido “apéate”. Hasta a mi traje yo le llamo: “El apéame uno”.
Sin jamás faltar en mi fino vocabulario gloriosas palabras cómo : Cartucho, guagua, jeba, eso es del tiempo de Ñañaseré y no quiero tiki tiki ni taka taka.