LA HORA DE ACABAR CON LOS ATROPELLOS Y LA REPRESIÓN

0
17
Por Miryorly García ()
La Habana.- Casi no he podido dormir. El vídeo de la Dra. Alina dentro de la perseguidora y la descripción ayer de cómo fue arrestada arbitrariamente y con violencia me hizo revivir los sucesos del 27 de enero de 2021 y sentimientos que tengo atorados en el corazón.
Aunque todavía no es suficiente el despertar del pueblo cubano, hoy es mucho más difícil desacreditar a una intelectual como Alina Bárbara López Hernández como intentaron ayer hacer con ese vídeo filmado por la SE y el texto inmundo que publicaron junto a él.
También aquel 27 de enero y gracias a los valientes periodistas independientes que estaban allí, se divulgó un audio que dejó al desnudo el abuso y el horror que experimentamos al ser llevados por la fuerza a la «guagua del terror» como muchos le llamaron.
Pero además de escribir este post para solidarizarme con la Dra. Alina y para decir que me avergüenza que existan mujeres cuyo trabajo sea reprimir a otras usando la fuerza de esa manera, realmente hay otros fantasmas que me atormentan más desde hace tiempo y es la selectividad a la hora de reprimir pero también a la hora de defendernos como pueblo.
Desde mucho antes que nosotras, hay una larga lista de personas perseguidas, acosadas, golpeadas, abusadas. No olvidemos que esta revolución se inició con fusilamientos, que son muchos los golpes recibidos por las Damas de Blanco y otras mujeres activistas, que hay una historia de resistencia cívica que nos precede, que hay un filme llamado Plantadas que es un testimonio histórico y que hoy hay muchas mujeres que son presas políticas por salir a manifestarse el 11 de julio, envolver su cuerpo en una bandera o simplemente disentir y expresarse libremente.
En fin, la lista es larga y penosanente hay que decir también que el pueblo de Cuba no ha sabido defender a su gente de tales injusticias. Que los intelectuales de este país no se pronuncian ante estos atropellos. Y es necesario cambiar de una vez esta historia, sin prejuicios de ningún tipo, para que nadie más sufra estas acciones represivas.
La Dra Alina está poniendo su cuerpo y mostrando al mundo de lo que ellos son capaces, pero es importante aclarar bien que esto no comenzó ahora y no debe sucederle a ningún cubano o cubana. Cuando regresé con mis morados en la mano el 27 de enero de 2021, un familiar me enseñó un vídeo de cómo hacían lo mismo que conmigo y se llevaban a rastras detenidas a las Damas de Blanco.
Era un vídeo viejo y sentí más vergüenza de no haberme pronunciado antes contra estos abusos, incluso de no tener las herramientas para hacerlo, que dolor yo tenía en mis golpes. ¡Cuánta impotencia! Y si eso sentí yo, que no provengo de una familia revolucionaria sino de una familia que me enseñó que vivía en una dictadura que debía acabar, creo que es muy importante que quienes solo se pronuncian cuando los golpes lo reciben los o las intelectuales, reflexionen sobre esto y defendamos de una vez a todos por igual. ¡Basta ya de represión contra cualquier cubano o cubana!
Hay que sacar a la luz la verdad que nos hará libres y cambiar el curso de nuestra historia, maldita desde que nos hemos permitido callar ante las injusticias y no sentir empatía por el sufrimiento ajeno. Mañana puedes ser tú o tu hijo o hija… ¿hasta cuándo?