LA IGLESIA MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO ESTÁ EN ESPAÑA

0
15

Tomado de MUY Interesante

¿Cuánto mide esta mini iglesia? Apenas 1,96 metros cuadrados y está dentro un castillo de lo más insólito.

Madrid.- Tenemos que viajar al sur de España, concretamente a la localidad de Benalmádena (Málaga), para encontrar uno de los récords arquitectónicos más curiosos del mundo. Allí, en el Castillo Monumento Colomares, se encuentra la iglesia de Santa Isabel de Hungría -patrona de la orden teutónica- que ostenta el hito de ser la iglesia más pequeña del mundo.

La iglesia más pequeña del mundo está en España

La iglesia más pequeña del mundo está en EspañaiStock

Es un monumento al descubrimiento de América

El lugar en el que está ubicada la pequeña iglesia, el Castillo Monumento Colomares, no es un castillo al uso ni fue construido en un solo estilo arquitectónico. Esta obra, que realmente tiene una estructura parecida a la de un castillo, es en realidad un monumento que fusiona varios tipos de arte con la finalidad de lograr un impresionante tributo a Cristóbal Colón y al descubrimiento de América de 1492.

La estructura similar a un castillo y cuya planta ocupa una superficie de 1.500 metros, fue construida entre 1987 y 1994 por el ginecólogo catalán Esteban Martín Martín ayudado de dos albañiles, dos maestros canteros. Martín tuvo el deseo de honrar este gran momento de la historia, con la vista puesta en el V Centenario del descubrimiento de América, reivindicando la hispanidad del descubrimiento, por lo que decidió dejar su trabajo y dedicarse enteramente a este menester al que dedicó 15 años de su vida y todo el patrimonio que poseía.

Ciertamente cuesta creer que solo tres personas lograran levantar este monumento, pero así fue. La estructura combina elementos de los estilos bizantino, románico, gótico y mudéjar, creando un espectáculo visual en cualquier rincón al que mires o incluso si se ve todo en conjunto. Es una maravilla arquitectónica que no pasa desapercibida.

Un monumento a descifrar

Como hemos adelantado, el propósito de este monumento es narrar la historia de la expedición de Colón al Nuevo Mundo, por lo que existen numerosos elementos que representan simbólicamente diferentes aspectos del viaje y los intercambios culturales que inició.

Entre los muchos elementos que encontramos en el monumento, sobresalen réplicas enormes de la Pinta, la Niña y la Santa María, las representaciones de las tres carabelas de la expedición. La Niña se encuentra en la parte más alta, bajo el arco de la Rábida; La Pinta se encuentra en la fachada principal, y La Santa María está aislada de las otras dos, en histórica referencia a que el barco se hundió el día de Navidad en Santo Domingo.

Su constructor murió el 8 de febrero del 2001

Su constructor murió el 8 de febrero del 2001iStock

La iglesia más pequeña de todo el planeta

Y, entre sus muchas características intrigantes, el monumento alberga la que se considera la iglesia más pequeña del mundo -certificado así por el Libro Guinness de los Récords-, ofreciendo a los visitantes una visión única del minimalismo arquitectónico y la intimidad espiritual. Es de planta irregular y tiene una superficie de casi dos metros (1,96 metros cuadrados). Alberga imágenes de Cristo y de Santa Isabel, moldeadas personalmente por el constructor del castillo, el doctor Martín.

El hecho de incluir esta mini iglesia en el conjunto no fue con la intención de superar un récord, sino como un conmovedor recordatorio del papel que jugó la fe en la Era de los Descubrimientos. Para muchos exploradores como Cristóbal Colón, las motivaciones religiosas estaban profundamente entrelazadas con sus viajes y esta iglesia simboliza esa conexión, ofreciendo un espacio de reflexión y oración, reconociendo la valentía sumada a la convicción espiritual de aquellos viajes que finalmente acabando siendo históricos.

Todo se encuentra dentro de la Finca La Carraca

Todo se encuentra dentro de la Finca La CarracaiStock

Hay muchos elementos más que destacan en este conjunto monumental malagueño que puedes ir descifrando tú mismo gracias a los innumerables códigos QR que hay repartidos en cada rincón del lugar, pero entre todos también destacan estructuras tales como una pagoda -que luce una estrella de David-, reflejo arquitectónico de la cultura asiática, que simboliza las intenciones originales de Cristóbal Colón en su viaje: alcanzar China y Japón para comerciar con especias.

Edificar una tarea de este calibre no estuvo exenta de problemas. Teniendo en cuenta que el propio Martín pagaba de su bolsillo la completa totalidad de la obra, llegó un momento en el que el dinero se acabó y, casi arruinado, el doctor Martín decidió abandonar su titánica tarea en 1994. Sin embargo, aunque Martín falleciese el 8 de febrero del 2001, su obra no quedó en el olvido. Sus familiares decidieron retomar la tarea y darle un sentido turístico. Decidieron convertirlo en un monumento que la gente pudiera visitar y pudiera mantenerse gracias a la pequeña entrada que se cobra a los visitantes (la entrada de los adultos cuesta 3 euros y para niños y pensionistas, 2 euros) que podrán hacer un recorrido únicamente por las zonas exteriores del conjunto que se encuentra dentro de la Finca La Carraca, en la carretera Costa del Sol.

Vista del monumento