DETENIDOS LIBERADOS DE GAZA ALEGAN ABUSO Y MALTRATO POR PARTE DE ISRAEL, DICEN FUNCIONARIOS PALESTINOS

0
20
Redacción Internacional
El Cairo.- Israel liberó el lunes a 150 palestinos detenidos durante sus operaciones militares en Gaza y muchos de ellos han alegado que sufrieron abusos durante su tiempo en cautiverio, dijeron funcionarios fronterizos palestinos.
Los detenidos, incluidos dos miembros de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina (MLRP), que habían estado detenidos durante 50 días, fueron liberados el lunes a través del cruce de Kerem Shalom controlado por Israel en el sur de Gaza, dijeron los funcionarios fronterizos.
Varios fueron ingresados ​​en hospitales, quejándose de abusos y malos tratos dentro de las cárceles israelíes, dijeron. El ejército israelí ha negado las acusaciones.
Muchos de los liberados dijeron que habían sido interrogados sobre si tenían conexiones con el grupo militante Hamas, que controla Gaza.
«Entré en la cárcel con dos piernas y regresé con una», dijo Sufian Abu Salah por teléfono desde el hospital, añadiendo que no tenía antecedentes médicos de enfermedades crónicas.
«Tenía inflamaciones en la pierna y ellos (los israelíes) se negaron a llevarme al hospital, una semana después las inflamaciones se extendieron y se convirtieron en gangrena. Me llevaron al hospital donde me operaron», dijo Abu Salah, añadiendo que había sido golpeado por sus captores israelíes.
Abu Salah, de 42 años, residente de la ciudad de Abassan, al este de Khan Younis, dijo a Reuters que fue arrestado por las fuerzas israelíes a finales de febrero en una escuela donde él y su familia se habían refugiado.
El padre de cuatro hijos, que dijo que no tenía antecedentes médicos de enfermedades antes de su arresto, dijo que no tenía idea de dónde lo habían retenido, pero que «parecía un campamento militar, no una prisión».
Según la Asociación de Prisioneros Palestinos, hay al menos 9.100 palestinos tanto de Gaza como de Cisjordania detenidos en Israel. Esa cifra no incluye a los arrestados en Gaza desde el comienzo de la guerra del 7 de octubre, ya que Israel no ha revelado cifras relacionadas con su ofensiva.
El ejército israelí dijo en un comunicado a Reuters que actúa de acuerdo con el derecho israelí e internacional y que quienes arrestan tienen acceso a alimentos, agua, medicamentos y ropa adecuada.
«Las FDI están operando para restaurar la seguridad de los ciudadanos de Israel, traer a los rehenes a casa y lograr los objetivos de la guerra mientras operan según el derecho internacional», dijo el ejército a Reuters, agregando que las quejas específicas de comportamiento inapropiado se envían a autoridades pertinentes para su revisión.

SIN INFORMACIÓN SOBRE DETENIDOS

Grupos palestinos e internacionales de derechos humanos han dicho que estaban al tanto de denuncias de malos tratos en las cárceles israelíes. Dijeron que Israel se ha negado a revelar información sobre los detenidos en Gaza, incluido cuántas personas tenía retenidas y dónde.
En diciembre, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH) afirmó que había recibido numerosos informes, de detenciones masivas, malos tratos y desapariciones forzadas de palestinos en el norte de Gaza por parte del ejército israelí.
El lunes, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo a Reuters que no había podido visitar a ningún detenido palestino en cárceles israelíes desde octubre, cuando Israel suspendió tales visitas, pero que estaba al tanto de los informes de los medios de comunicación sobre una alta tasa de detenciones por parte de las fuerzas israelíes, así como referencias a malos tratos a detenidos.
«Los detenidos procedentes de territorios ocupados son considerados personas protegidas según el Cuarto Convenio de Ginebra de 1949», dijo. «El CICR debe ser notificado de todas las personas protegidas privadas de libertad y garantizar que los delegados del CICR tengan acceso a ellas dondequiera que estén retenidas, incluidos centros de interrogatorio, prisiones, hospitales o campamentos militares.»
El Servicio de Emergencia Civil de Gaza dijo que los cautivos liberados el lunes habían sido sometidos a «diversos tipos de abusos y torturas» y que muchos fueron ingresados ​​en hospitales tras su liberación. No dio ejemplos de los tipos de abuso físico o mental.
La Asociación de Prisioneros Palestinos acusó a Israel de seguir ocultando información sobre las personas que detuvo en Gaza, incluido el lugar donde se encuentran recluidas.
La operación de Israel en Gaza fue desencadenada por el ataque de Hamás del 7 de octubre, que según sus cifras mató a 1.200 personas y 253 fueron tomados como rehenes. Israel, a su vez, ha acusado a Hamás de abusar de los rehenes, incluso sexualmente.
El bombardeo posterior ha matado a más de 33.000 palestinos, decenas de miles más han resultado heridos y se teme que muchos sigan atrapados bajo los escombros. La mayoría de los 2,3 millones de habitantes de Gaza han sido desplazados y las agencias de ayuda han advertido que la hambruna es inminente.
En las últimas 24 horas, las operaciones de Israel han matado a 68 personas y herido a 98, dijeron funcionarios de salud palestinos.
Israel dice que toma todas las precauciones posibles para evitar víctimas civiles. (Reuters)