EL GOBIERNO CUBANO Y LA VERGÜENZA POR LO DE LOS MÉDICOS MUERTOS EN SOMALIA

0
27
Por Anette Espinosa

La Habana.- El gobierno cubano mantiene la incertidumbre sobre la muerte de los dos médicos cubanos que fueron secuestrados en Kenia hace cinco años, sin que ellos hicieran nada por devolverlos a su país.

Assel Herrera y Landy Rodríguez murieron hace unas semanas como consecuencia de un bombardeo con drones al campamento del grupo terrorista Al-Shabab, que los tenía prisioneros desde su captura, y aunque el referido grupo hizo públicas hasta las fotos de los galenos fallecidos, el régimen se resiste a reconocerlo.

La jugada está cantada. La tiranía no da por hecho lo que todo el mundo sabe, porque de admitirlo tendría que admitir también que no se hicieron todas las gestiones necesarias para devolverlos a casa. Mucho más, si tenemos en cuenta la relación de La Habana con los gobiernos de la región, incluso con Somalia, donde murieron.

Los que conocemos el modo de actuar de la dictadura, sabemos que en casos como el de los dos galenos fallecidos, se lavan las manos. Así hicieron con Orlando Cardoso Villavicencio, que pasó 11 años de su vida en prisiones somalíes, tras ser capturado en una batalla cuando la guerra del Ogadén.

Ni un centavo se gastó el gobierno cubano en averiguar por Cardoso, quien fue recibido como héroe tras su retorno a Cuba, luego de ingentes gestiones y ayuda de la Cruz Roja Internacional.

Eso sí, en la liberación del entonces niño Elián González, ahora diputado a la Asamblea Nacional y defensor a ultranza del régimen, se gastaron millones de dólares. Cifras enormes se emplearon también para devolver a Cuba a cinco de los integrantes de la llamada Red Avispa, apresados en Estados Unidos por espiar para Cuba.

Esa actitud es normal en la cúpula castrista, consciente de que nada malo que hagan puede ponerle fin a su estancia en el poder. A ellos les da igual preocuparse por el pueblo que no, hacer las cosas bien o mal, abandonar a los suyos o no, como sucede con los compatriotas varados en Haití. Nada les importa, a no ser que vean la posibilidad de sacar rédito político de su actuación.

Assel y Landy no fueron nunca una prioridad, y por esa razón los dejaron abandonados a su suerte en manos de Al Shabab, y aún intentan dormir a la opinión pública y a sus familiares con la posibilidad de que estén vivos, porque no tienen información oficial.

¿Qué información oficial necesitan? ¿El comunicado del Al-Shabab, con fotos de los médicos fallecidos -o de uno de ellos- no es una prueba?

La dictadura no tiene vergüenza. Cada día que pasa pierde un poco más del exiguo crédito que le queda. No levanta cabeza y su caída es solo cuestión de tiempo.

A continuación comparto íntegro el comunicado del MINREX:
Cinco años transcurridos desde el vil y absurdo secuestro de Assel y Landy
Cinco años han transcurrido desde el secuestro en Kenia, el 12 de abril de 2019, de los Doctores Assel Herrera Correa y Landy Rodríguez Hernández, médicos cubanos que prestaban servicio en ese país como parte de un convenio intergubernamental de cooperación en el que participaban voluntariamente.
Desde que se conoció la noticia del vil y absurdo secuestro, los gobiernos de Kenia, Somalia y Cuba han realizado innumerables e ingentes esfuerzos para lograr el rescate de nuestros dos médicos y su retorno a la Patria.
El gobierno de Cuba agradece a los gobiernos de la República de Kenia, de la República Federal de Somalia y de otros países, por las gestiones que aún se llevan a cabo en función de la liberación de nuestros médicos.
Este hecho extraordinario y sin precedentes en la larga historia de la Cooperación Médica Internacional de Cuba, ha contado con la orientación del General de Ejército Raúl Castro y el seguimiento permanente del Partido, el Estado y el Gobierno, encabezados por el Primer Secretario y Presidente de la República, y de autoridades y entidades dentro y fuera de Cuba.
El pasado 17 de febrero, se recibió la dura y preocupante noticia sobre el presunto fallecimiento de nuestros dos compatriotas, víctimas de un ataque aéreo ocurrido el 15 de febrero, por parte de fuerzas militares de los Estados Unidos que operan en Somalia.
A pesar de las múltiples gestiones realizadas por el gobierno de Cuba, no ha sido posible obtener información ni evidencias que permitan llegar a conclusiones definitivas y esclarecer la situación de Assel y de Landy, si permanecen con vida o confirmar la triste noticia divulgada el 17 de febrero.
Los datos obtenidos hasta la fecha son insuficientes para corroborar la verdad de lo ocurrido con apego a procedimientos avalados por la ciencia y la legislación nacional.
Lo que sí se ha podido precisar hasta el momento es que en la noche del 15 de febrero de 2024, el Comando Africano de los Estados Unidos (AFRICOM), que opera en Somalia, realizó un ataque aéreo en la zona donde se encontraban los médicos cubanos.
Dada la naturaleza del conflicto en Somalia y la imposibilidad de lograr una confirmación, en las últimas semanas el gobierno de Cuba ha solicitado de manera reiterada, por comunicaciones directas y por notas diplomáticas al gobierno de los Estados Unidos, información precisa sobre los hechos ocurridos.
Ante la insistencia, el gobierno estadounidense confirmó que tuvo lugar un ataque en la zona en que estaban nuestros médicos, pero sin aclaración precisa respecto a la localidad. Trasladó también que sus autoridades han iniciado una investigación. Sin embargo, hasta la fecha, el gobierno de los Estados Unidos no ha respondido con la seriedad ni con la urgencia requeridas. Ni siquiera ha aportado datos sobre las circunstancias y características de la operación realizada. No ha aclarado si esta se justificaba, si las fuerzas militares estadounidenses actuaron con el debido respeto al Derecho Internacional Humanitario y con el cuidado obligatorio para proteger a civiles e inocentes. No ha brindado información sobre víctimas ni ofrecido dato alguno que permita determinar si durante las operaciones desarrolladas por el Comando Africano de los Estados Unidos, en las fechas y área geográfica reportadas, nuestros médicos se encontraban entre las víctimas del ataque.
El gobierno de Cuba ha trasladado al de los Estados Unidos estas solicitudes de información de manera respetuosa y asumiendo el espíritu de cooperación y debida atención que se espera entre Estados ante situaciones tan sensibles. Lo ha hecho, conociendo que diversas fuentes afirman que fue una operación militar estadounidense, con efectivos y armamento de ese país, la que presuntamente segó la vida de nuestros compatriotas.
La ausencia de datos y de respuesta pronta y adecuada de parte del gobierno de los Estados Unidos, impide contar con elementos certeros para ofrecer a los familiares y a nuestro pueblo una versión concluyente sobre lo ocurrido.
Esperamos una respuesta oficial a las indagaciones que Cuba ha presentado respetuosamente, con elementos que puedan aportar las agencias civiles y militares de los Estados Unidos que operan en Somalia y en esa región del mundo.
El gobierno de Cuba reitera su agradecimiento a los gobiernos de la República de Kenia, de la República Federal de Somalia y de otros países por las gestiones llevadas a cabo.
Nuestro Gobierno continúa en comunicación con el de los Estados Unidos en busca de información. No cesará en la esperanza ni en el esfuerzo hasta conocer la verdad.
La Habana, 12 de abril de 2024
(Cubaminrex)