LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO Y EL ORO SE DISPARAN ANTE LAS CRECIENTES TENSIONES GEOPOLÍTICAS

0
19

Redacción Económica

Madrid.- Las subidas de los precios del petróleo y del oro han protagonizado la semana en los mercados en un contexto marcado por las crecientes tensiones geopolíticas, la resistencia de las principales economías y las dudas sobre el calendario de recortes de los tipos de interés.

Durante la semana, el oro ha encadenado varios máximos históricos, hasta superar los 2.330 dólares por onza, mientras que el crudo ha llegado a su nivel más alto desde octubre, en torno a los 92 dólares por barril.

El repunte del petróleo preocupa especialmente por su impacto en la inflación y, como consecuencia, en la política monetaria, un factor determinante para los inversores.

El presidente de la Reserva Federal de Mineápolis (EE.UU.), Neel Kashkari, planteó el jueves que los recortes de tipos podrían no ser necesarios este año si la inflación no cede y la economía permanece robusta.

Estas declaraciones, que no coinciden con las realizadas por otros miembros de la Reserva Federal de EE.UU, se producen días antes de la reunión que mantendrá la próxima semana el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

Los precios de crudo en la cota más alta del año

Los precios del crudo llegaron el viernes a la cota más alta del año tras la decisión de la OPEP+ (organización que agrupa a los miembros de la OPEP y a otras potencias petroleras como Rusia) de mantener los recortes.

Según Diego Morín, analista de IG, este nivel de precios responde a la actitud de la OPEP+ y a la tensión en Oriente Medio, sobre todo por un posible choque directo entre Israel e Irán.

PRECIOS PETROLEO ORO
Un local de compra y venta de oro. EFE/Andre Borges

“A medida que escalan las tensiones en Oriente Medio tras el ataque a la embajada de Irán en Siria, el crudo recupera terreno y vuelve a niveles de octubre”, apuntaban los analistas de Banca March en un informe reciente.

Otros analistas señalan también a la resistencia de las grandes economías, que ha evitado un descenso de la demanda.
En el caso del oro, el precio ha marcado varios máximos consecutivos en los últimos días y suma tres semanas al alza.

Compra de oro

Según Manuel Pinto, de XTB, “el incremento de la tensión geopolítica, la compra de oro físico por parte de los bancos centrales y los posibles recortes de tipos están favoreciendo sus últimos impulsos”.

“Las compras de los bancos centrales parecen haberse convertido en el motor dominante del sentimiento alcista en el mercado del oro”, apunta Carsten Menke, del banco privado suizo Julius Baer.

Menke se apoya en los últimos datos del Consejo Mundial del Oro (WGC, por sus siglas en inglés), según los cuales los bancos centrales siguen aumentando sus reservas de este metal precioso.

En febrero, las reservas de oro físico reportadas por los bancos centrales aumentaron en 19 toneladas.

Aunque las compras están por debajo de las registradas en enero, son ya nueve meses consecutivos con incrementos en las reservas de oro de los bancos centrales.

Para los analistas de Bank of America, el apoyo a los precios del oro procede “de unos pocos segmentos en los que la demanda se ha mantenido particularmente bien”.

Al margen de los bancos centrales, la entidad destaca la situación en China, donde a la actuación del Banco Popular (banco central) se une el interés de los inversores minoristas.

En China “las ventas de joyería y las importaciones de oro no monetario alcanzaron niveles récord a principios de este año”, explica Bank of America.

A su juicio, “este interés (por el oro) refleja una falta de opciones alternativas para los inversores chinos, ya que los mercados de valores y la vivienda aún no son especialmente atractivos”. (EFE)