MUERE UN CURA EN ZARAGOZA AL QUE SE LE INCENDIÓ EL HÁBITO DURANTE LA VIGILIA PASCUAL

0
18

Redacción Internacional

Madrid.- El cura del barrio de San Gregorio de Zaragoza ha fallecido esta madrugada en el Hospital Miguel Servet de la ciudad a causa de las graves quemaduras que sufrió el pasado sábado durante la ceremonia de la vigilia pascual, al prenderse el hábito que llevaba con la chispa de una vela.

Según han informado a EFE fuentes del Arzobispado de Zaragoza, el siniestro tuvo lugar en el Convento de las Concepcionistas Franciscanas, en el barrio de Santa Isabel de la capital aragonesa, en el que el cura, Javier Sánchez, de 60 años, ejercía como capellán.

El accidente tuvo lugar en el transcurso de la vigilia pascual, una ceremonia que se celebra el Sábado Santo por la noche en la que se bendicen el agua y el fuego que se utilizan posteriormente en los sacramentos.

Graves quemaduras

El cura fue trasladado inmediatamente a la UCI del Miguel Servet, donde ingresó con que quemaduras graves y en el que ha permanecido hospitalizado hasta su fallecimiento.

Las fuentes citadas han explicado que este cura, consiliario de la Cofradía de la Humildad, era una persona muy conocida en el barrio, además de ser muy aficionado a la música y de componer y tocar en conciertos para recaudar fondos con fines benéficos.

Han añadido que el funeral se celebrará este fin de semana en una ceremonia que se llevará a cabo en la más estricta intimidad, a petición de la familia.

Fuentes policiales consultadas por EFE han explicado que no se ha abierto ninguna investigación en torno a la muerte accidental del cura de San Gregorio.

Las fuentes citadas han recordado que a veces se le llamaba cariñosamente “el cura rockero” por su afición a la música, que le llevó a grabar tres discos con composiciones propias. (EFE)