UNOS 16 MIL RUSOS SE ALISTAN PARA LUCHAR EN UCRANIA TRAS ATENTADO EN CROCUS CITY HALL

0
19

Redacción Internacional

Moscú.- Unos 16.000 rusos se han alistado para luchar en Ucrania tras el atentado que el 22 de marzo pasado causó 144 muertos y medio millar de heridos en la sala de conciertos del Crocus City Hall, a las afueras de Moscú.

Según informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia, “en los últimos diez días unos 16.000 ciudadanos han firmado contratos para participar en la operación militar especial (como denomina la jerga oficial rusa la guerra en Ucrania)”.

El departamento castrense asegura que hasta 1.700 personas se presentan diariamente en los centros de selección para el alistamiento por contrato.

“En las entrevistas (…), la mayoría de los candidatos señalaron como principal motivación para firmar el contrato el deseo de vengar a los muertos en la tragedia acaecida del 22 de marzo de 2024”, subraya el comunicado.

Civiles moscovitas participan en un entrenamiento militar en el club militar-patriótico ‘Yaropolk’ en Krasnogorsk, región de Moscú, en una imagen de archivo. EFE/EPA/Maxim Shipenkov

Rusia insiste en culpar a Ucrania y a Estados Unidos

El ataque terrorista contra el Crocus City Hall fue reivindicado por el Estado Islámico de la Provincia del Jorasán (ISPK, por sus siglas en inglés), pero las autoridades rusas insisten en que el rastro del sangriento atentado conduce a Ucrania pese al rechazo de Kiev.

Todos los detenidos son de etnia tayika, entre ellos los cuatro sospechosos de ser los autores materiales de la matanza en la sala de conciertos.

Hasta ahora, las fuerzas de seguridad rusas han informado de la detención de quince personas en relación con el atentado.

Los investigadores rusos reconocen la implicación de islamistas en el atentado, pero sostienen que estos recibieron “importantes cantidades de dinero y criptomonedas desde Ucrania” para preparar el ataque.

Imagen facilitada por el Tribunal de Distrito de Basmanny de uno de los detenidos como sospecho del atentado del pasado 22 de marzo en la sala de conciertos del Crocus City Hall, a las afueras de Moscú
Imagen facilitada por el Tribunal de Distrito de Basmanny de uno de los detenidos como sospecho del atentado del pasado 22 de marzo en la sala de conciertos del Crocus City Hall, a las afueras de Moscú. EFE/EPA/Tribunal de Distrito de Basmanny

Además, Rusia insiste en culpar a EEUU de estar detrás del ataque, pese a que Washington aviso sobre los objetivos de los yihadistas en Moscú.

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, ha destacado hoy la importancia de “establecer cuanto antes quién es el que encargó y financió ese horrible crimen. Sus huellas conducen a los servicios secretos ucranianos. Pero es bien sabido que el régimen de Kiev no es autosuficiente y está controlado totalmente por EEUU”, dijo. (EFE)