INFORME PRELIMINAR DE ISRAEL: ATAQUE CONTRA ONG DE WCK FUE POR IDENTIFICACIÓN ERRÓNEA

0
17

Redacción Internacional

Jerusalén.- El informe preliminar del Ejército israelí concluye que el ataque contra el convoy humanitario de World Central Kitchen (WCK), en el que murieron siete de sus empleados, no tuvo la “intención de dañar a los trabajadores humanitarios” y se debió a una “identificación errónea”.

“Quiero ser muy claro: el ataque no se llevó a cabo con la intención de dañar a los trabajadores humanitarios de WCK. Fue un fallo por una identificación errónea: de noche, durante una guerra, en condiciones muy complejas. No debería haber sucedido”, afirmó el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Herzi Halevi, al presentar las conclusiones preliminares de su investigación.

Halevi insistió en que una “entidad independiente investigará el incidente exhaustivamente”, unas pesquisas más certeras que se completarán en los próximos días, y prometió que el Ejército “aprenderá de sus conclusiones, implementará medidas inmediatas y compartirá esas conclusiones con WCK y otras organizaciones internacionales relevantes”.

El jefe militar indicó que ya se ha creado un “centro de mando” para mejorar la manera en que se coordina el reparto de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, horas después de que el ministro de Defensa, Yoav Gallant, lo ordenara, y se comprometió a hacer mayores esfuerzos por proteger a los trabajadores humanitarios.

Trabajadores de WCK en la morgue del hospital Al-Najjar en Rafah, al que fueron trasladados sus colegas fallecidos. EFE/Haitham Imad

Casi 200 empleados humanitarios han muerto en la Franja de Gaza desde que comenzó la guerra. Lo que demuestra que el ataque al convoy de WCK “no es un incidente aislado”, denunció ayer el coordinador humanitario de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Jamie McGoldrick.

José Andrés: los trabajadores muertos eran “lo mejor de la humanidad”

“Las siete personas que murieron en una misión de World Central Kitchen en Gaza el lunes eran lo mejor de la humanidad. No carecen de rostro ni de nombre. No son trabajadores humanitarios genéricos ni daños colaterales en la guerra”, ha asegurado el chef español José Andrés, el fundador de la ONG, en un artículo de opinión publicado hoy en el diario The New York Times.

En el artículo, titulado “Let People eat” (Dejar que la gente coma”), el chef español glosa la figura de los siete trabajadores asesinados y pide al Gobierno de Israel que “abra más rutas terrestres para alimentos y medicinas”, que “deje de matar a civiles y trabajadores humanitarios” y que “inicie hoy el largo camino hacia la paz”.

“En las peores condiciones, después del peor ataque terrorista de su historia, es hora de que aparezca lo mejor de Israel” -dice José Andrés -. “No se puede salvar a los rehenes bombardeando todos los edificios de Gaza. No se puede ganar esta guerra matando de hambre a toda una población”.

José Andrés se refiere también a la promesa del Gobierno israelí de “realizar una investigación sobre cómo y por qué fueron asesinados miembros de nuestra familia World Central Kitchen”.

Trabajadores de World Central Kitchen junto a los cuerpos de sus colegas fallecidos el lunes en un ataque, son velados en el hospital Al-Najjar en Rafah, sur de la Franja de Gaza
Trabajadores de World Central Kitchen junto a los cuerpos de sus compañeros fallecidos el lunes en un ataque, son velados en el hospital Al-Najjar en Rafah, sur de la Franja de Gaza. EFE/EPA/Haitham Imad

De los 7 fallecidos, tres eran exsoldados británicos que, según el diario ‘The Sun’, eran contratados de la empresa de seguridad Solace Global con sede en Poole, suroeste de Inglaterra.

El resto son un palestino de 25 años una australiana de 43, un polaco de 35 y otro cooperante de doble nacionalidad de Estados Unidos y Canadá, de 33 años.

Ataque contra WCK

Hasta el momento se sabe que un dron israelí llegó a disparar tres veces contra un convoy de WCK en la ciudad de Deir al Balah, en el centro del enclave, a pesar de que los vehículos estaban claramente marcados con el logotipo de la organización.

Un primer misil alcanzó al auto que lideraba el convoy. Los supervivientes corrieron a refugiarse al siguiente vehículo, también atacado por otro misil segundos después. Un tercero se acercó a socorrerlos y recibió otro impacto.

Personas observar el automóvil destruido de la ONG World Central Kitchen (WCK). EFE/Mohammed Saber

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, fue el primero en admitir ayer la responsabilidad de Israel en ese ataque “no intencionado”.

Mientras, el presidente Isaac Herzog llamó anoche al chef español José Andrés, para disculparse por el incidente.

El Ejército ha encargado una investigación independiente al Mecanismo de Investigación y Evaluación de Hechos (FFAM), un cuerpo liderado por un mayor general, encargado de ofrecer la mayor información posible para decidir si se abre una investigación criminal sobre incidentes en combate. (EFE)