¡ESTOY IGUALITO!

0
7
Por Esteban Fernández Roig
Miami.- Mi vida es una constante desde que tengo uso de razón. «Trespatines» y Guillermo Álvarez Guedes siguen siendo los que mas me hacen reír hasta después de muertos.
Conmigo no hay cambio de “palo pa’rumba”. Lo que para mí era malo o indecente cuando tenía 15 años sigue siendo malo e indecente en la actualidad.
Para mi los mejores cantantes son el Benny Moré y Abelardo Barroso… Sigo admirando a Celia Cruz y a Blanca Rosa Gil…
Para mi el mejor carro fabricado sigue siendo el Chevrolet del 56…
El buen amigo Luis Conte Agüero me invita a un almuerzo del Partido Ortodoxo en Miami y Enrique Alejo le dijo : «¡Oh, no, él sigue Auténtico, porque de su padre lo aprendió”..
Todavía considero que el mejor postre es un trozo de dulce guayaba con queso amarillo…
Sigo con las mismas preferencias en la música, la comida, mi indumentaria, mis programas preferidos de televisión, las películas, y mientras el mundo en pleno cambia y se moderniza sus gustos, yo sigo aferrado al son montuno, al tasajo, a las croquetas, a las papas rellenas, al ajiaco, al Casino de la Alegría, a La taberna de Pedro el polaco y a Jueves de Partagás.
Fiel eternamente al Club Almendares y a los Yanquis de New York, y todavía puedo discutir con mis amigos Habanistas y con mis nietos simpatizantes de los Dodgers de Los Ángeles.
Si a los 20 años ustedes me hubieran preguntado y ahora se interesan de nuevo por saber: ¿Cuál es mi plato preferido? La respuesta hubiera sido exactamente la misma: Arroz con pollo a la chorrera, Ajiaco y la paella. Sin jamás desdorar una frita con guarapo…
Y si la comida que me sirven no me agrada revivo la solución que le daba mi madre a eso cuando yo tenía cinco años de nacido: resuelvo con un poquito de arroz blanco con dos huevos fritos por encima, picadillo, una lasca de aguacate y plátanos maduros fritos.