PANCHO CÉSPEDES: LOS CANARIOS NOS HICIERON MEJORES A LOS CUBANOS Y NOS LEGARON EL PUNTO

0
15

La Laguna (Tenerife).- Los canarios que emigraron a Cuba en los albores del siglo XX “nos hicieron mejores personas” y legaron la música rural, pues el punto guajiro y el campesino son similares, ha afirmado este martes el cantautor Pancho Céspedes, quien ha rememorado que su abuela, natural de Gran Canaria, le enseñó a cantar.

El recuerdo de su abuela canaria, nacida en Gáldar en 1888, ha estado presente en todo momento en la rueda de prensa que ha ofrecido el cantante cubano-mexicano en La Laguna para presentar su gira española, que arrancará este jueves en el auditorio de los Jameos del Agua, en Lanzarote, para continuar al día siguiente en Fuerteventura.

Le seguirán actuaciones en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y en el Teatro de La Latina de Madrid, para posteriormente incorporar fechas en Málaga y Cádiz con recitales en los que Céspedes (Santa Clara, 1957) cantará sus éxitos de siempre y algunas novedades.

No obstante, ha precisado que aunque cante la misma canción siempre será diferente “porque me reinterpreto ya que, después de 54 años (sobre los escenarios) me aburriría de verme”, ha bromeado.

El cantautor ha reivindicado “la parte emocional de los que nacemos en Cuba” porque aunque no se considera patriota allí nació y, respecto a España, “no tengo revanchismo de lo que pasó hace 500 años”.

Sin embargo ha puntualizado que no puede ser socialista porque después de 36 años en Cuba “bajo un régimen opresivo, no tengo una buena experiencia”, y por ello decidió establecerse en México, donde lleva 32 años “gracias a Dios” aunque no sea creyente, precisa.

Y en su recuerdo de la infancia permanece la imagen de su abuela canaria entonando melodías del principios del siglo XX, “y cuando uno escucha cantar tan bien, se contagia algo”.

“Gáldar es una ciudad blanca. ¿Tendrá que ver con la pureza?”, se ha cuestionado el intérprete, quien ha confesado que le encanta “estar loco”, y ha indicado que ahora luce bigotes en punta no por Dalí, que le parece un mal pintor, sino por el detective creado por Agatha Christie Hercule Poirot.

En su opinión, hay que provocar que la música y el arte generen su beneficio entre los espectadores porque “cuanto menos cultura se tenga, más fácil eres de manipular.

Al respecto, ha ironizado con que cuando “conversa” con Beethoven le pide disculpas por su éxito “La vida loca” y ha llamado la atención a los medios de comunicación por “hacer el juego” a quienes buscan la destrucción. EFE