LOS SUCESORES DE SUSELY MORFA

0
10

Oscar Durán

La Habana.- Durante los próximos días habrá Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas. Los abanderamientos andan a granel en todas las provincias, un paripé bastante gastado donde un socotroco le entrega una bandera a otro socotroco y este la ondea oyendo de fondo “Es la hora de gritar Revolución”.

Miguel Díaz-Canel de seguro acudirá a la clausura del evento. Cuando llegue, todo el mundo se pondrá de pie, lo aplaudirán por un minuto y empezará el teatro de siempre. Que si los jóvenes son el relevo de este proceso, que se debe combatir más al enemigo en todos los frentes, que la dirección del país vive orgulloso de ustedes…  Y por ahí para allá toda la babosería característica del régimen.

No voy a perder el tiempo escribiendo sobre esta reunión de pacotilla. Más bien estoy gozando desde hace días, cuando un amigo de la infancia se acercó a decirme que en la delegación de Holguín van cuatro muchachones con el Parole puesto. Nadie lo sabe, pero acudirán al Palacio de las Convenciones a comerse la cajita, tomarse par de refrescos de lata y a descansar de los apagones. Así, con esa doble moral se está viviendo en la isla de los Castro.

Ningún joven cubano, con tantos problemas alrededor de su cabeza, está para ser militante. Dos o tres guanajos, incluyendo a la mascota de Pedro Jorge Velázquez, son los únicos que se prestan para formar parte de ese circo. A ver, díganme, ¿qué va a resolver un Congreso donde ni un lapicero le darán a los delegados? Hablar basura y gastar recursos por gusto, esas son las palabras claves en este teatro.

“Adelante, queridos jóvenes granmenses, vayan al Congreso con la misma convicción que trajo hasta las Coloradas a Fidel, con la misma convicción que cayó Martí en Dos Ríos y con la misma convicción de Céspedes cuando le dio la libertad a sus esclavos por la independencia de Cuba”, reseña el periódico La Demajagua.

Son unos cheos políticos. No se dan cuenta que esa baba ya pasó. Si uno de esos muchachos se parara delante de todo el mundo y le dijera unas cuantas cositas al Puesto a Dedo, sin caer en la politiquería barata, entonces la cita juvenil fuera diferente.

Pero como nada de eso va a suceder, prepárense para ver dos funciones de la obra de teatro titulada “Los sucesores de Susely Morfa”. A darse cariñitos unos a otros, sin un debate interesante y, como colofón – ¿a que no adivinan?- , tendremos al dúo Buena Fe featuring Moncada y Casabe, con su canción Gallo de Pelea.

No pongan el video del tema delante del esposo de la Machi. Ahí sale Juan Carlos Rivero, exdirector de Moncada, quien en estos momentos está viendo Netflix desde su sofá-cama en algún lugar de Miami.

¡A dónde hemos llegado! Ya ni el relajo es con orden en este país.