LOS POLÍTICOS, EL DISCURSO Y LA REALIDAD

0
16
Por Manuel Viera ()
La Habana.- Si algo aprecio mucho de un político, sea cual sea la ideología que defiende, es el ser consecuente con su discurso.
Hoy es fácil encontrar socialistas que hablan de justicia social mientras desmontan políticas sociales, o políticos que se promueven como liberales mientras nacionalizan o regulan la propiedad privada.
El señor Javier Milei llegó a la presidencia de Argentina defendiendo la libertad individual por sobre el papel del Estado… No mintió a los argentinos. Prometió despidos de funcionarios parásitos, cierre de empresas irrentables, privatización, recortes en los gastos del Estado y, por sobre todas las cosas, alertó a todos de lo traumatica y difícil que sería la recuperación.
A pesar de la brutal campaña de desprestigio que ha lanzado la izquierda latinoamericana, lo único cierto es que fue la izquierda la que hizo colapsar a ese próspero país, y que a tan solo 100 días de su gobierno, el gobierno de la motosierra, la economía comienza a mostrar signos de recuperación mientras la holgazanería y el parasitismo institucional que chupaba los fondos del Estado desaparecen.
A pesar de toda esa brutal campaña, si hoy repitieran las elecciones en Argentina, Milei sería nuevamente electo, porque no hay nada más cierto que la verdad.
Puede ser una imagen de texto