NO PERDAMOS DE VISTA A LIVÁN IZQUIERDO

0
23

Por Oscar Durán

La Habana.- La dictadura, por más que quiera confundirnos, no va a poder. Hace unos días destituyó – o promovió- a Liván Izquierdo Alonso como primer secretario del Partido en Ciego de Ávila y ahora se sale con un reconocimiento por todo lo alto, declarándolo hijo adoptivo de la provincia.

A mí no me gusta andar con rodeos. Liván Martínez es un descarado y estoy casi seguro que está involucrado en el tema de corrupción de Alejandro Gil y tiene participación directa en los desfalcos de la Mipyme Media Luna, donde su amigo Fernando Javier Albán Torres fue detenido durante una auditoría.

Muchos afirman que la salida de sus funciones como máximo líder partidista en Ciego fue más bien una promoción, sin embargo, hay varios puntos que no encajan. Y uno de ellos por qué llegó la sustitución en medio de un escándalo donde él tiene una presunta responsabilidad.

“Hijo, padre, esposo, abuelo, compañero incondicional y dirigente sin dobleces”, fueron esas algunas de las razones por la que le concedieron la distinción de Hijo Adoptivo, según resalta el Invasor. Toda esa babosería fue acompañada, seguramente, por un cuadro de Fidel, aplausos continuados y gritos de Patria o Muerte.

Es difícil conocer con exactitud si este tipejo estuvo coludido con Albán Torres y recibió unos milloncitos por debajo de la manga. Eso solo lo sabrá la dictadura cuando investigue bien a fondo toda esta trama de corrupción. Por eso, no le perdamos el rastro. En los próximos días, la cúpula castrista debe darle otro cargo si por fin fue promovido como se dice. De no pasar esto, estaríamos confirmando su participación directa en las fechorías de Gil y compañía.

Usted dirá: ¿tú no ves que le hicieron un acto con todos los honores? No importa, esta gente lo mismo te salen con un cumpleaños o te invitan a un velorio. Siempre quieren confundirnos, pero nosotros estamos claritos: todos son unos corruptos y aprovechadores.

Vuelvo y repito, no perdamos de vista a Liván Izquierdo. Mañana nos podemos levantar con que le entregaron la condición de Hijo de Adoptivo de Villa Marista. En la viña de los Castro todo puede pasar. 

Miren a Alejandro Gil pidiendo confianza en la revolución y el socialismo delante de todo un país y ahora anda encerrado en una celda donde le dan el desayuno a las cinco de la tarde y almuerza a las dos de la madrugada.