JAMÁS UN PUEBLO FUE LIBRE POR VOLUNTAD DE SUS OPRESORES

0
24
Por Yasunaris Rodríguez Velázquez ()
La Habana.- A los gobernantes cubanos no les preocupa el pueblo, al no ser en la medida exacta en que la tranquilidad y la aceptación de este, les permita perpetuarse en el poder.
Es una falta de respeto a la inteligencia de los cubanos, son oprobiosos el cinismo y la demagogia. Decir que dan vergüenza es decir poco. Ya basta de poetizar la crueldad, la indiferencia y la manipulación, con la supuesta defensa de ideales y conquistas que no existen desde hace demasiado tiempo. Está claro que, por el contrario, odian y desprecian a una población que ya no soporta las vicisitudes.
Ninguna ideología, ninguna en absoluto, amerita semejante holocausto, muchísimo menos cuando los cambios que se necesitan para acabar con tanto sufrimiento, son a todas luces JUSTOS y NECESARIOS, más allá de enemigos externos, embargo económico y contradicciones políticas.
La postura de fuerza, la arrogancia y las constantes equivocaciones de nuestros funcionarios, a sabiendas de que el modelo que defienden es un fracaso (y está muy lejos de ser el mejor ni el más equitativo), evidencia que no les preocupa más, que permanecer.
El pueblo de Cuba, sin dudas, volverá a manifestarse, volverán los enfrentamientos contra el poder soberbio y prepotente, porque la caótica situación ha llegado a un punto sin retorno, donde además de requerirse profundas reformas económicas, se necesitan también una transformación rotunda de mentalidad, prensa libre, descriminalización de la oposición o el discenso, pluralismo político y respeto a los derechos y libertades fundamentales de cada uno de los ciudadanos de nuestro país.
Sabemos ya que los gobernantes, dueños y señores de la vida de los millones de cubanos que padecen, preferirán hundir nuestra Patria en el mar, antes que perder un ápice de sus prebendas y privilegios, y es que… «Ningún pueblo ha obtenido jamás su libertad, apelando al sentido moral de sus opresores».