ROGELIO, ÚNICO QUE BURLÓ DOS VECES EL ALUMINIO

0
23

En toda la historia de los torneos beisboleros en el periodo revolucionario, cinco serpentineros se han anotado más de un partido de no hit no run. Rogelio García fue el cuarto en conseguir este resultado

Por Osvaldo Rojas Garay

Santa Clara.- Cuando el 22 de marzo de 1987, hace 37 años, el veloz lanzador pinareño Rogelio García Alonso, dejó sin jits ni carreras a Serranos, en el estadio Capitán San Luis, entraba en la historia como el único serpentinero que pudo lograr dos desafíos de estas características en la época del bate de aluminio y también en el único que lo hizo en par de ocasiones en las fuertes series selectivas que se disputaron en nuestro país entre 1975 y 1995.

Comenzando ese mismo mes, el Ciclón de Ovas había superado por esa vía a camagüeyanos, en el estadio Cándido González, el 1 de marzo de 1987, en un choque que concluyó por nocao, 10 carreras a cero.

Veintiún días más tarde, Rogelio registró nuevamente la mencionada hazaña con pizarra de 3 a 0, contra Serranos, que finalmente terminó siendo monarca por segunda vez consecutiva en el clásico élite del béisbol en la Mayor de las Antillas en aquella época. Vale aclarar que en este desafío hubo una rectificación al anotarse como error una conexión de Fidel García.

En toda la historia de los torneos beisboleros en el periodo revolucionario cinco serpentineros se han anotado más de un partido de no hit no run. El primero en este aspecto es el ya desaparecido Juan Pérez Pérez, quien logró tres, mientras que Aquino Abreu, también fallecido, registró dos al igual que Maels Rodríguez, Rogelio García y el último en incorporarse al selecto grupo fue el villaclareño Freddy Asiel Álvarez, todos ellos tienen una particularidad que los distingue.

El difunto Pérez Pérez registró los suyos en tres temporadas sucesivas, 1973 contra Serranos, al año siguiente ante Oriente y en 1975 frente a Citricultores.

Aquino Abreu es el protagonista de la mayor proeza entre los cinco, pues es el único que los rubricó en forma consecutiva, el 16 y 25 de enero de 1966, frente a Occidentales e Industriales, respectivamente.

En el caso del veloz Maels Rodríguez se incluye el primer juego perfecto en series nacionales a costa de Las Tunas, el 22 de diciembre de 1999, el primero de Freddy Asiel Álvarez fue su primera lechada en nuestros torneos beisboleros, la cual registró contra Sancti Spíritus, el 9 de noviembre de 2013 y como señalamos anteriormente Rogelio García logró los suyos en la era del aluminio, ambos en el mes de marzo y en la misma selectiva, la de 1987.