UN AMBIDIESTRO DE RÉCORD

0
22
Por Pucho Oroza
Varadero.- Bernie Williams fue un Yankee en su totalidad de 16 temporadas en las Grandes Ligas. Una carrera con los mulos donde dio mucho por la causa de los del Bronx, en los últimos años ganadores de los de Nueva York.
Bernie bateaba a ambos lados del home, siendo temido, sobre todo, en postemporada. En 1998 fue líder de los Bateadores de la Americana y un año después, tuvo las mejores cifras de su carrera. En ese 1999, que terminó con el título en el Clásico de Otoño, Bernie se convirtió en el primer bateador ambidiestro de la historia con 200 hits y 100 bases por bolas. El único hasta hoy.
El puertorriqueño pegó 202 indiscutibles y recibió 100 bases por bolas, de las cuales 17 fueron intencionales, la mayor cantidad en la Liga Americana con un por ciento de boletos por turnos al bate de 14.4%. Anotó 116 carreras y produjo 115, pegó 25 jonrones, bateó para .342, tuvo un OBP de .435 con un OPS+ de 149 y su WOBA ese año fue de 419.
Williams disparó en Grandes Ligas 2336 incogibles, con 449 dobles y 287 cuadrangulares. Impulsó 1257 carreras y anotó 1366. Su línea AVE/OBP/SLG/OPS/OPS+/WAR fue de 297/381/477/858/125/49.6, con un por ciento de fildeo de 990.
El también músico ganó cuatro Anillos de Serie Mundial, fue cinco veces All Star, MVP de la ALCS en 1996 y obtuvo cuatro Guantes de Oro y un Bate de Plata.