MATANZAS, TIERRA DE BÉISBOL

0
18

Por Pucho Oroza

Varadero.- La Atenas de Cuba también es tierra de béisbol. Un terruño que es parte de la historia de este deporte y que ha propiciado hechos y jugadores que han marcado época en lo que hoy llamamos Deporte Nacional.

No es casualidad que en esta tierra se haya disputado uno de los primeros juegos en Cuba, para muchos el primero, en un Palmar de Junco que es considerado uno de los estadios de béisbol en activo más viejos del mundo. Cómo tampoco es azar, que el primer jugador cubano en debutar y triunfar en Grandes Ligas, un 4 de julio de 1911, fuera el matancero Armando Marsans con los rojos de Cincinnati.

En Series Nacionales, la provincia yumurina se ubica cuarta en cuanto a más títulos, con las tres victorias de Henequeneros, dos de Citricultores y una con el nombre Matanzas. Matanceros son el mejor lanzador zurdo de Cuba, Jorge Luis Valdés, y el segundo mayor jonronero, Lázaro Junco, con sus 405 vuelacercas, ambos en su momento fueron líderes en sus respectivos departamentos.

Pero además, en la MLB, como nación, Cuba ocupa el cuarto lugar entre los países que más jugadores han aportado con 387, de los cuales seis son miembros del Salón de la Fama, la mayor cifra de inmortales después de los Estados Unidos. Pues bien, más de 40 de los peloteros cubanos que han jugado en las Grandes Ligas son originarios de Matanzas, siendo la provincia que más ha dado jugadores inmortalizados en Cooperstown, New York, con tres: Martín Dihigo, el mejor jugador cubano de todos los tiempos, Orestes Miñoso, primer jugador negro latino de MLB y José de la Caridad Méndez.

La Atenas de Cuba cuenta en su historia con seis anillos de Serie Mundial, con los tres alcanzados por Bert Campaneris y los de Jackie Hernández, Sandy Amorós y Guillermo Heredia.

La rica historia de este terruño contiene la Liga Profesional de Pedro Betancourt, una de las referentes en el desarrollo del deporte en nuestro país, de donde salieron grandes jugadores de la época.

Matanceros son José Cardenal Domec, Bert Campaneris, cubano con más bases robadas en MLB y considerado el mejor torpedero cubano de todos los tiempos; Bobby Estalella, Paul Casanova, José Cardenal, Leo Cárdenas, Tony Taylor, la familia Sánchez de Jovellanos, José Estrada, Julio Germán Fernández, Juan Manrique, Edilberto Oropesa, Chucho Torriente, Michel Abreu, Carlos Kindelán, Eduardo Cárdenas, Juan Manrique, José Miguel Fernández, Tomás Soto, Félix Isasi, Rigoberto Rosique, Lino Betancourt, Wilfredo Menéndez, Gaspar el Curro Pérez, Carlos Mesa, Juan Luis Baró, Lázaro Contreras, entre muchos otros.

Matanzas, es tierra de peloteros, con un legado deportivo que enorgullece a todos los que vivimos en esta querida provincia. Orgullosos de todos los que han aportado a que sea el béisbol, Patrimonio Cultural de la Nación.