DESCUBREN EN POMPEYA FRESCOS DE DOS MIL AÑOS DE ANTIGUEDAD

0
17

Tomado de MUY Interesante

Los arqueólogos han encontrado unos frescos que representan a dos hermanos mitológicos griegos.

Madrid.- Un nuevo e impresionante descubrimiento en Pompeya, la ciudad ubicada a la sombra del monte Vesubio en la actual Italia, y que representa uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo tras ser sepultada en lava y cenizas por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C. La ceniza y la piedra pómez que llovieron sobre Pompeya y su ciudad vecina, Herculano, actuaron como conservantes y capturaron un momento de la civilización romana durante milenios.

Redescubriendo el legado artístico de Pompeya

Redescubriendo el legado artístico de PompeyaMidjourney/Sarah Romero

Nueva escena mitológica

Ahora, 2.000 años después, un equipo de arqueólogos ha desenterrado una pintura impresionante, un lujoso fresco hallado en la Casa de Leda, conocida por sus intrincadas pinturas murales, sobre todo por aquella en cuya escena, llena de sensualidad, representa la unión carnal entre Leda y el cisne que no es otro sino Júpiter en forma animal; motivo que ha inspirado a muchos artistas a lo largo de la historia, como al malagueño Salvador Dalí a través de su ‘Leda atómica’.

El nuevo fresco encontrado en la Casa de Leda representa a Frixo (hijo del rey Atamante) y Hele (nieta de Eolo), dos gemelos de la mitología griega, mientras viajan a través del mar en un carnero mágico mientras huyen de su malvada madrastra Ino -que quiere deshacerse de ellos-, con el vellocino de oro. Frixo está sentado a horcajadas sobre el carnero mientras su hermana cae al agua, «dos refugiados en el mar de la antigua Grecia», señaló Gabriel Zuchtriegel, director del parque arqueológico de Pompeya. Esta conmovedora escena captura la trágica caída de Hele al mar, de donde deriva su nombre el Helesponto (mar de Hele y actualmente Dardanelos). Según la leyenda, Hele finalmente se ahoga, mientras que Frixo huye sano y salvo a la región llamada Cólquida, donde sacrifica el carnero a Zeus, quien lo coloca en los cielos como la constelación.

La pintura con dicha escena mitológica se encontraba entre varios frescos recientemente descubiertos y revelados recientemente por arqueólogos que excavaban la antigua ciudad romana de Pompeya gracias a los trabajos de restauración alrededor de la mansión de la Casa de Leda. Los colores vivos y los detalles intrincados conservados en el fresco dicen mucho sobre las técnicas artísticas avanzadas empleadas por los artistas romanos, así como su inclinación por contar historias a través del arte.

relieve-escena-teatral-pompeya

Relieves representando una escena teatral cómica en Pompeya. FOTO: GETTY.

La nueva obra de arte fue revelada por el Parque Arqueológico de Pompeya, el organismo respaldado por el gobierno que supervisa los restos de la antigua ciudad y las excavaciones en curso. Las excavaciones en la Casa de Leda, que comenzaron en el siglo XVIII y se reanudaron en 2018, tienen como objetivo reconstruir un plano completo del lugar.

“Es un hermoso fresco en excelente estado de conservación. El mito de Frixo y Hele está muy extendido en Pompeya, pero también es de actualidad. Son dos refugiados en el mar, un hermano y una hermana, obligados a huir porque su madrastra quiere deshacerse de ellos y lo hace con engaños y corrupción. Ella [Hele] cayó al agua y se ahogó”, explicó Gabriel Zuchtriegel, director del Parque Arqueológico de Pompeya, quien describió el hallazgo como un reflejo conmovedor de la historia.

Frixo y Hele huyendo de su madrastra, el motivo del fresco

Frixo y Hele huyendo de su madrastra, el motivo del frescoMidjourney/Sarah Romero

El fresco está pintado como si fuera un cuadro enmarcado, colgado en una pared amarilla. No se conserva al completo, por desgracia. Los daños en la pared han hecho que no se conserve al completo; concretamente, la parte superior derecha de la obra de arte se ha perdido y hay dos grietas prominentes hacia el centro pero lo positivo de todo esto es que lo que sí se conserva se encuentra en un estado extraordinario teniendo en cuenta que tiene unos dos mil años. Ya hay planes en marcha para hacer accesible al público este tesoro recién descubierto, ofreciendo una nueva visión de las proezas artísticas del mundo antiguo a sus más de cuatro millones de visitantes anuales. Y es que, a través de estos restos artísticos, continuamos aprendiendo sobre los valores sociales, los mitos y los logros artísticos que definieron la antigua civilización romana.

Los frescos fueron descubiertos durante los esfuerzos de restauración cerca de la mansión conocida como la Casa de Leda

Los frescos fueron descubiertos durante los esfuerzos de restauración cerca de la mansión conocida como la Casa de LedaPompeii Archaeological Park

Como ya es conocido, muchos de los edificios de Pompeya (e incluso algunos cuerpos de las aproximadamente 3.000 víctimas) quedaron perfectamente conservados después de la erupción. Antes de ella, Pompeya era un bullicioso centro comercial, que prosperaba gracias al comercio, la agricultura y a su posición estratégica. Había anfiteatros para el entretenimiento, lujosas villas adornadas con frescos, templos para el culto y una compleja red de acueductos que llevaban agua a los baños y fuentes públicos. Tras la catástrofe, el lugar donde una vez se alzaba Pompeya permaneció enterrado y en gran medida olvidado hasta su redescubrimiento en 1599, con excavaciones sistemáticas que comenzaron en 1748. Estas excavaciones abrieron una puerta al pasado y han proporcionado a historiadores y arqueólogos un emplazamiento único para conocer el día a día de una ciudad tan lujosa y viva como Pompeya.

Pompeya forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997 (junto con Herculano y Oplontis), y es el segundo sitio turístico más visitado de Italia, después del Coliseo de Roma.

El fresco muestra colores vibrantes y un arte exquisito

El fresco muestra colores vibrantes y un arte exquisito