DESCUBREN MILENARIO OBJETO ASTRONÓMICO, INCREÍBLEMENTE RARO

0
15

Tomado de MUY Interesante

Se trata de un astrolabio adaptado, traducido y corregido conjuntamente por musulmanes y judíos.

Madrid.- En llamativo artefacto que alguna vez se usó para calcular distancias y medir la hora parece haber sido utilizado por miembros de tres religiones diferentes durante su larga e histórica vida. Una historiadora de la Universidad de Cambridge se tropezó con un tesoro escondido en uno de los rincones de un museo de Verona: se trataba de un astrolabio que data del siglo XI d.C. y tiene inscripciones en números árabes, hebreos y occidentales. Todo un descubrimiento si tenemos en cuenta que el dispositivo muestra una clara colaboración entre eruditos islámicos, judíos y cristianos en toda la Europa medieval. Un hallazgo accidental que ha resultado ser un poderoso registro de colaboración científica europea.

Descubren un milenario objeto astronómico increíblemente raro

Descubren un milenario objeto astronómico increíblemente raroMidjourney/Sarah Romero

El museo no sabía qué era. Ahora es el objeto más importante de su colección”, aclara la historiadora que encontró el astrolabio. Cuando visité el museo y estudié el astrolabio de cerca, noté que no sólo estaba cubierto de inscripciones en árabe bellamente grabadas, sino que podía ver débiles inscripciones en hebreo. Sólo podía distinguirlos a la luz rasante que entraba por una ventana. Pensé que podría estar soñando pero seguí viendo más y más. Fue muy emocionante”.

Un astrolabio del siglo XI

Esta sofisticada herramienta, anterior al sextante y a la brújula magnética, fue crucial para la navegación y la comprensión de los cielos. Astrónomos y marineros lo han usado desde la antigüedad clásica para resolver problemas relacionados con el tiempo y la posición del Sol y las estrellas en el cielo; un artefacto ideal para determinar la hora de salida y puesta del sol o identificar estrellas o planetas.

Como curiosidad, el diseño del astrolabio tradicional se atribuye al matemático griego Hiparco, que vivió alrededor del año 150 a.C. Y fue perfeccionado por los musulmanes en el mundo islámico medieval, especialmente en la Península Ibérica y Oriente Medio, donde se utilizó ampliamente para la navegación y la astronomía.

Se encontró en un museo de Verona, Italia.

Se encontró en un museo de Verona, Italia.Federica Gigante

Precisamente el astrolabio de latón encontrado data originalmente de la España del siglo XI, pero posteriormente fue grabado con anotaciones y modificaciones a lo largo de los siglos, en varios idiomas, a medida que los propietarios lo adaptaban y actualizaban para su propio uso. Es algo único, pues fue cambiando a medida que el mundo y su contexto cambiaban también.

«Esto no es sólo un objeto increíblemente raro. Es un poderoso registro del intercambio científico entre árabes, judíos y cristianos durante cientos de años», comenta la historiadora Federica Gigante de la Universidad de Cambridge, ex curadora de instrumentos científicos islámicos en el Museo de Historia de la Ciencia de la Universidad de Oxford, y autora del estudio que recoge la revista Nuncius. «El astrolabio de Verona sufrió muchas modificaciones, adiciones y adaptaciones a medida que cambió de manos. Al menos tres usuarios distintos sintieron la necesidad de agregar traducciones y correcciones a este objeto, dos en hebreo y uno en un idioma occidental».

La reliquia tiene inscripciones en números árabes, hebreos y occidentales

La reliquia tiene inscripciones en números árabes, hebreos y occidentalesMidjourney/Sarah Romero

Intercambio científico

Sus grabados, primero en escritura árabe y luego en hebreo, cuentan la historia de cómo crearon, compartieron y desarrollaron el conocimiento los eruditos islámicos y judíos que vivieron y trabajaron juntos en Al-Andalus, la zona gobernada por musulmanes de la Península Ibérica. Así, la experta identificó el objeto como andaluz y, por el estilo del grabado y la disposición de las escamas en la parte posterior, lo comparó con instrumentos fabricados en Al-Andalus, la zona de España gobernada por musulmanes, en el siglo XI.

En un lado de una placa está inscrito en árabe “para la latitud de Córdoba, 38° 30′”, mientras que en el otro lado “para la latitud de Toledo, 40°”, lo que sugiere que el astrolabio podría haber sido fabricado en Toledo en una época en la que esta ciudad era un próspero centro de convivencia e intercambio cultural entre musulmanes, judíos y cristianos. También cuenta con líneas de oración musulmanas y nombres de oraciones, organizados para garantizar que el usuario cumpliera con los horarios de oración diarios. Dado que los astrolabios podrían usarse para medir el tiempo, esto sugiere que al menos un propietario usó el artefacto para orar.

Es un antiguo instrumento astronómico que lleva inscripciones tanto en árabe como en hebreo

Es un antiguo instrumento astronómico que lleva inscripciones tanto en árabe como en hebreoFederica Gigante

El viaje del astrolabio no terminó ahí. El instrumento también lleva una firma con los nombres Isḥāq y Yūnus. Según la investigadora, podrían ser nombres judíos escritos en escritura árabe, lo que apunta a que el astrolabio pudo haber estado circulando en algún momento dentro de la comunidad judía de habla árabe de España.

También hay anotaciones de latitudes del norte de África y letras hebreas que indican que finalmente terminó entre los judíos europeos. Hay inscripciones hebreas que son traducciones de los nombres árabes de los signos astrológicos: Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis y Aries. “Estas adiciones y traducciones en hebreo sugieren que en cierto momento el objeto abandonó España o el norte de África y circuló entre la comunidad de la diáspora judía en Italia, donde no se entendía el árabe y se usaba el hebreo”, explicó Gigante.

Finalmente, en el corazón de este antiguo instrumento se encuentra un “rete”, un mapa celeste que representa el cielo de finales del siglo XI. Sorprendentemente, presenta similitudes con la red del único astrolabio bizantino superviviente fabricado en 1062 d.C., así como con las de los primeros astrolabios europeos, fabricados en España siguiendo el modelo de los islámicos, por lo que, en palabras de Gigante, “este objeto es islámico, judío y europeo; no se pueden separar”. Se trata, sin duda, de un hallazgo espectacular que habla de muchos años de mezcla e intercambio cultural.

Los astrolabios son instrumentos que trazan mapas de los cielos y se han utilizado durante cientos de años.

Los astrolabios son instrumentos que trazan mapas de los cielos y se han utilizado durante cientos de años.