CUBA-PMA: MIL MANERAS DE MENTIR

0
24

Por Anette Espinosa

La Habana.- De Cuba da lo mismo leer los periódicos al día o hacerlo horas o días después, porque nunca hay nada nuevo y al final siempre te vas a dar cuenta de que te mintieron, deliberadamente, para que, entre esas líneas medio confusas, saques alguna conclusión.

Hace unas horas, el lunes, Cubadebate se hizo eco de lo que lleva días en boca de todos, luego de que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) lo hiciera público a través de la agencia española EFE: Cuba pidió ayuda al PMA para que les donara leche en polvo para los niños.

Pero no se vayan a imaginar que lo dice así, abiertamente, sino que lo adorna, le da vueltas, incluso desde el título, para que los lectores piensen que el gobierno cubano intercambia cosas con el PMA, y no es un pedido de donación. ¡Increíble!

La nota, firmada por Oscar Figueredo Reinaldo, fue replicada al momento por el resto de los medios, lo cual hace pensar que todos estaban esperando el pronunciamiento oficial para escribir del tema, pero ni eso hicieron.

Yo no voy a entrar mucho en eso de la publicación. Solo me referiré a cómo manipulan la información. Incluso, antes de decir que, como consecuencia del bloqueo, algo que no podía faltar, pidieron ayuda en leche en polvo para los niños al PMA, recordaron que Cuba colaboró con ellos en algún momento, y menciona que durante años envió azúcar, hasta dos mil 500 toneladas, para República Dominicana, Jamaica, Honduras, Haití, Etiopía y Angola, entre otros.

Según Cubadebate, «Cuba solicitó la asistencia del PMA para la compra de leche en polvo a fin de garantizar el suministro a niños y niñas cubanas, lo que se inserta en la práctica de la relación bilateral, la cooperación de larga data y las acciones identificadas dentro del Plan Estratégico País para Cuba hasta 2024.»

El PMA, al parecer, le da el dinero a Cuba para que compre la leche en polvo, y el referido medio, advierte que «como resultado, se ha asegurado la llegada en los próximos días de un barco proveniente de Brasil, con 375 toneladas de leche en polvo, que garantiza la distribución para los niños de entre cero y seis años».

Al mismo tiempo, adelanta que «adicionalmente, se han contratado 500 toneladas de leche con EE.UU., en virtud de las excepciones establecidas por ese Gobierno para vender determinados productos a la Isla, mediante el pago inmediato y en efectivo; así como 245 de Canadá, 500 más de Brasil, y 600 de otros proveedores».

Y el párrafo siguiente es ‘encantador’: «como afirman fuentes consultadas por nuestro medio, Cuba cumple rigurosamente los indicadores y principios de control y seguimiento de la entrega de alimentos establecidos por el PMA a nivel internacional, los que se monitorean de forma permanente por el Programa, de conjunto con las organizaciones e instituciones nacionales».

Eso no se lo cree nadie. La leche para cuya compra el PMA puso dinero, solo llegará a los niños después de que las familias de la cúpula tengan garantías de que no le faltará por meses. No hay tal control, ni nada por el estilo. El único control que hay en la isla es sobre aquellos que hablan mal del gobierno, que se cuestionan lo que hacen, que critican a los Castro.

Sin embargo, la nota de Cubadebate no termina ahí. Más adelante, enumera los logros de los programas implementados por el gobierno y que han permitido al país estar entre los primeros del mundo, pero no mencionan la mortalidad infantil, por ejemplo, que fue una de las banderas del castrismo por casi 50 años. Esa es una señal de que muy bien no debe andar.

Aunque sí mencionan otras cosas, como el índice de bajo peso como un logro de la revolución, y olvidan los 10 niños que murieron en poco más de una semana en Hijas de Galicia en enero de 2023, por esa misma causa.

Estos libelos del gobierno y estos periodistas no tienen vergüenza, pero no se les puede pedir más. Al final, están tan cercanos a la cúpula que asumen como propio el mismo lenguaje de la dirigencia, sobre todo en la habilidad para mentir.