LA GRAN UNIDAD

0
31
Pucho Oroza
Varadero.- El 5 de enero de 2010, Randy Johnson se retiró de los terrenos de juego. Johnson inició su carrera en 1988 con los Expos de Montreal y al siguiente año pasó a los Marineros de Seattle donde estuvo hasta 1998 cuando fue cambiado a los Astros. En 1999 inició una travesía en Arizona donde dio los matices finales a una carrera legendaria que lo llevó al Salón de la Fama en su primera oportunidad en 2015.
Randy fue uno de los lanzadores más dominantes que haya existido. Desde 1989, fecha en que comenzó a contarse el número de lanzamientos en Grandes Ligas, solo 12 pitcher han tirado en un juego al menos 100 strike y de los 12 lanzadores la máquina lo hizo en seis oportunidades.
En una pelota donde ahora difícilmente los lanzadores llegan a 100 lanzamientos, el 27 de septiembre de 1992, Randy recetó 111 strike ante los Rangers de Texas, lo que constituye récord. En ese partido ponchó a 18 bateadores. El segundo en el listado de más lanzamientos en la zona lo tiene también «La Gran Unidad», con 110 strikes, los cuales los consiguió el 7 de julio de 1995 ante los Indios de Cleveland.
En 1997 tuvo dos encuentros de 100 strikes y en 1998 tuvo uno más mientras lanzó para los Astros de Houston y con los Diamondbacks de Arizona logró 102 strikes el 31 de julio del 2002 ante los Expos de Montreal, esa fue la última ocasión que un pitcher ha logrado 100 strikes en un juego. Quien más cerca ha estado después de Johnson fue Brandon Morrow, de los Blue Jays en 2010, con 97 strikes.
Johnson ganó 303 juegos en su carrera, es segundo de todos los tiempos en ponches con 4875, consiguió nueve lideratos en estrucados, con seis temporadas de 300 ponches y un juego donde recetó 20. Tuvo más de 2300 ponches en cada Liga, así como 14 temporadas con un promedio de K´s/9 IP superior a 10.
Además, 100 juegos completos y 37 blanqueadas, ambos son la mayor cantidad desde 1990, cuatro títulos de efectividad, más de 130 victorias en cada circuito, 10 veces All Star, cinco títulos Cy Young, único pitcher junto a Sandy Koufax con: Múltiples Cy Youngs, Juego Perfecto, No Hitter y Anillo de Serie Mundial y con temporadas de 300 ponches como dato adicional.
Sin dudas uno de los mejores lanzadores en la historia, digno Inmortal de Cooperstown. La Gran Unidad logró una de las eras más dominantes en el pitcheo de las Grandes Ligas.