CUBA, AMORES CONVULSOS Y A VECES FRACASADOS

0
21

Por José Alberto Méndez ()

Holguín.- Dice Javier Bobadilla que CUBA es la jeva más fula de la que uno se puede enamorar, y yo lo entiendo perfectamente, ni Yeni le hizo tanto daño a Forrest, como CUBA a los que se obstinan en una relación con ella.
CUBA hace todo lo que no se debe hacer: te miente, te desgasta, te controla, te pide más de lo que está dispuesta a darte, te mantiene en una situación eterna de dependencia; cuando se pone agresiva te puede llegar a hacer mucho daño, y cuando se pone celosa entra en un canal que se llama «no te quiero, no te necesito». Si la cuestionas se hace la víctima y siempre esta presta a decir «¡a mi no me gusta que me presionen!»; defectos no reconoce ninguno, y si parece que falló en algo (o en todo) la culpa es de la vecina.
CUBA es una jeva fula, y los que estamos todavía orbitándola somos la imagen del fracaso para los que ya la superaron. A mí por ejemplo, me separó de mis amigos, prácticamente no me deja salir de noche, me forzó a tener tres trabajos porque para ella el dinero nunca es suficiente, y se burla de mis logros, grandes o pequeños, eso por no decir que con mucha frecuencia me «corta el agua y la luz», literalmente… la verdad ni se por qué la quiero todavia…

Por supuesto que su relación no es la misma con todos, hay quienes la viven, la explotan y la prostituyen, esos son los que en realidad la disfrutan, porque para ellos sola hay momentos buenos, la tienen de amante, pero al mismo tiempo se sienten maridos; son los dueños de la verdad y todos tienen el mismo prototipo, clásicos gordos con plata que abusan de ella, doctores en cogerse la cara pa’ eso, en decir mentiras y reirse de CUBA y de todos los estupidos que todavía les quieren creer… es que lo pienso y me erizo… son la casta, la única clase social a la que CUBA parece abrirle el corazón (por no decir otra cosa).
Yo estoy seguro de que ellos tienen la culpa de todo, tiene lógica ya que las decisiones las toman ellos y no CUBA. Además siempre es más fácil decir que la responsabilidad es de otros, en vez de reconocer que tu relación es tu responsabilidad, y que si no funciona hay que dejarla ir… cómo tantos… cómo todos.

Lo que pasa es que soy 15 años más bruto (ya lo dije antes) y me empeño en salvar mi relación a toda costa, y sigo creyendo que CUBA podría ser diferente, podría quererme y dejarme quererla a mi manera, podría quitarse de arriba a sus chulos con guayabera y dedicarse a vivir, a vivir y ya, no a vivir como otras, ni a vivir a pesar de… simplemente a vivir, podría pedirme lo que esté dispuesta a darme, y podría crecer conmigo, en vez de acomplejarse con mis libertades, podría entender que yo no quiero ser su dueño, solo quiero entenderme con ella, como la mayoría. Podría dejarme vivir, y no obligarme a sobrevivir, podría acordarse de que a pesar de sus traumas sigue siendo linda, inteligente, fiestera… hasta libre podría ser, si ella, y sobre todo nosotros, estuviésemos dispuestos a hacer lo que hay que hacer, y no lo que es más fácil.

P.D: Probablemente yo me pase la vida en esta relación pasivo-agresiva y nunca resuelva nada. No sería el primero ni el último que no haga nunca ni «lo que hay que hacer» ni «lo más fácil de hacer» y siga quejándome de mí relación de vez en vez, como válvula de escape, mientras salgo a bailar con ella cuando tengo ($) con que.