SIN SUFICIENTE HARINA PARA EL PAN DE LA BODEGA

0
34
Por Alberto Arego ()
La Habana.- El problema con el pan de la bodega en Cuba se extenderá al menos hasta finales de marzo, informaron este sábado funcionarios del Ministerio de la Industria Alimentaria.
Hasta entonces en Cuba “no lograran la estabilidad requerida para garantizar las cantidades de harina, aunque se utilizan también productos extensores que sustituyen un 15 por ciento del total necesario para elaborar el pan”.
“En los próximos días se enfrentarán severas afectaciones en la producción de pan en cada territorio, por la inestabilidad en el suministro de la materia prima”, dijo Zaily Pérez Hernández, directora comercial de la Empresa Cubana de Molinería.
Según la dirigente, “la industria alimentaria no está exenta de las consecuencias del bloqueo económico, financiero y comercial que el gobierno de Estados Unidos impone a la Isla, y se complejiza el tema del arribo de los barcos que traen el producto”.
“En estos momentos, de los cinco molinos con que cuentan, solo está activo el de la provincia de Cienfuegos, que produce 250 toneladas diarias de harina, y se necesitan 700 toneladas para satisfacer la demanda del pan de la canasta familiar normada, y para el consumo social (Salud Pública, merienda escolar y otros)”, señaló Emerio González Lorenzo, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria.
“También establecieron negociar con los dueños de la mercancía que llega por los puertos, que aunque no cubre la demanda, (apenas entre 2500 y 3000 toneladas) se destina a la producción de pan de la canasta familiar normada”.
Al problema del trigo para la harina se suma la falta de combustible en el país. Cuba “cuenta con cinco molinos para procesar el trigo, tres en La Habana, uno en Cienfuegos y otro en Santiago de Cuba, por ello cuando existe la disponibilidad hay capacidad instalada para satisfacer la demanda”.
“Mensualmente se necesitan 20 mil toneladas de harina solo para producir el pan que garantiza la canasta familiar normada. Según los dirigentes del Ministerio de la Industria Alimentaria, de conjunto con otros organismos y las formas de gestión no estatal buscan alternativas que faciliten la compra de harina, mientras arriban los embarques, y las empresas provinciales del sector despliegan alternativas locales, informaron los especialistas”, agregó la Agencia Cubana de Noticias (ACN).