LA HISTORIA DETRÁS DE LA FOTO (XVIII)

0
58

Por Jorge Sotero
La Habana.- Una vez, hace unos años, alguien le mostró a un dirigente del Partido Comunista en un lugar cualquiera, un pan que, supuestamente, había hecho con harina de boniato, y aquel corrió al bola e intentó generalizar la experiencia.
Les dio por abogar por la pizza de boniato, el pan de boniato y los dulces de boniato, pero en Cuba no había ni hay boniato suficiente, a pesar de que la llamada papa dulce se da con facilidad en nuestros campos. Y aclaro: que se dé con facilidad no quiere decir que sea silvestre, que no lleve trabajo ni gastos. Nada de eso.
El año pasado, cuando la gran crisis de harina de trigo -otra más- que enfrentó el sistema para garantizar al menos el magro pan que le entregan a la población, y que debe ser el peor de su tipo en el mundo, salió a relucir el pan de yuca, y la idea se generalizó por buena parte del país. Pero resulta que la yuca no es tan abundante, ni tampoco se da silvestre. como tal vez imaginan los que dirigen Cuba.
Pues bien, la yuca, que supuestamente daba un pan exquisito, se acabó. Porque si no siembras, se acaba y es mucho más fácil cosechar trigo que yuca, además de que el ciclo es mucho más corto, y entonces a los inventores del régimen se le ocurrió el pan de calabaza.
Y ni cortos ni perezosos pusieron manos a la obra y dieron las orientaciones precisas para iniciar la producción de pan de la bodega con calabaza. Y en algunos lugares, según pude investigar, quedó bien, a veces, pero en otros lugares, como sucede siempre, lo que empezaron a venderle a la población no se lo comen ni los cerdos.
La foto que acompaña este texto es una muestra. Este pan se lo vendieron en Jaruco a una mujer ayer. Y ella se lo fue a dar a su hijo y cuando este lo abrió, se encontró la calabaza adentro, casi entera. Luego se tomó el trabajo de enviarnos la foto para que pudiéramos ver cómo es la situación en Cuba.
Visto lo visto, cada vez vamos más en picada.