EMMETT ASHFORD, PRIMER ÁRBITRO NEGRO EN LA HISTORIA DE LA MLB

0
36
Por Pucho Oroza ()
Varadero.- El legado de Jackie Robinson fue tan grande que no sólo inspiró a otros jugadores de la raza negra a seguir sus pasos y establecerse en las Grandes Ligas sino que sirvió de inspiración también para que el 20 de febrero, en 1966, se anunciara que Emmett Ashford, sería el primer árbitro en romper la barrera racial en la historia de las Grandes Ligas.
Para Ashford fue un camino difícil, al igual que para Jackie 20 años atrás. Trabajó como lustra botas y vendiendo revistas. Tuvo que romper esquemas y hacer historia también.
Fue la primera persona de la raza negra en ser elegido el presidente de la clase en la Escuela Secundaria Jefferson en Los Ángeles. También fue el único jugador de la raza negra en un equipo semiprofesional llamado los Misteriosos Nueve, que al final le indicó el camino para ser árbitro.
Durante 15 años, se desempeñó en las Ligas Menores, llegando a ser conocido por cantar las jugadas de manera teátrica, por su gran estilo de vestir que incluía mancuernas en la camisa, por la facilidad para seguir flys desde las líneas de primera y tercera, así como por su justeza y seguridad detrás del home, llegando a ser uno de los umpires más respetados en el deporte.
Hasta que llegó el día soñado, el 11 de abril de 1966, cuando fungió como árbitro en tercera base en el partido inaugural entre Senadores de Washington y Cleveland, y aunque, desafortunadamente para Ashford, no pudo cantar jugadas en su debut, su reputación lo llevó a hacer historia dentro del deporte de las bolas y los strikes.
Emmett Ashford trabajó de 1966 hasta 1970. The Sporting News, declaró que «por primera vez en la historia del pasatiempo nacional, los fanáticos del béisbol compraban boletos para ver trabajar a un umpire.»
Emmett Ashford murió en 1980, participó en un juego de estrellas (1967) y una Serie Mundial (1970), aunque no llegó como jugador a ser un inmortal como su ídolo Jackie Robinson, sus cenizas reposan en Cooperstown NY.